Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Analista de EE. UU. reitera Funes violó convenio de Egmont

Analista responde al presidente por desacreditar razones de expertos sobre violación a tratado internacional de cooperación

Analista de EE. UU. reitera Funes violó convenio de Egmont

Analista de EE. UU. reitera Funes violó convenio de Egmont

Analista de EE. UU. reitera Funes violó convenio de Egmont

El analista José Cárdenas, exmiembro del Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos, y actual director del tanque de pensamiento Visión Américas, reiteró que el presidente Mauricio Funes habría violado el convenio de Egmont al revelar información confidencial del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos.

"El presidente Funes puede intentar, si quiere, desprenderse de esta controversia con palabras. No importa lo que diga, El Salvador tiene obligaciones en virtud del Acuerdo de Egmont y las violó por motivos políticos burdos", explicó Cárdenas a El Diario de Hoy luego que Funes lo criticara por su primeras declaraciones.

El acuerdo de Egmont es un convenio mediante el cual las unidades financieras de las fiscalías de los países firmantes comparten información, pero bajo una estricta confidencialidad.

Funes ha utilizado supuesta información obtenida del Departamento del Tesoro de Estados Unidos para señalar al expresidente Francisco Flores en el uso de fondos de la cooperación internacional de China Taiwán por $10 millones. Ha reiterado tener un reporte que indica actividades sospechosas, un hecho que ARENA ha calificado de electoral puesto que acusa sin pruebas a un exmandatario, quien es uno de los principales asesores del candidato presidencial Norman Quijano.

El exanalista del Departamento de Justicia de Estados Unidos, Richard Douglas, explicó a este periódico cómo el sistema bancario de Estados Unidos y de otros países genera este tipo de "Alerta de Actividades Sospechosas" siempre que una persona realice una operación bancaria que supere los 10,000 dólares, y cuyos fondos han sido declarados "lo que no implica que haya algo malo… son reportes de rutina", enfatizó y subrayó sobre la obligatoriedad, bajo la ley federal, de salvaguardar esa información en estricta confidencialidad.

En la entrevista en un programa matutino, de este martes, el presidente Funes desacreditó al analista Cárdenas por la publicación en la Revista Foreign Policy (Política Exterior), por no ser oficiales del gobierno estadounidense; no obstante, en Washington los insumos que ofrecen centros de análisis tanto de tendencia demócrata como republicana son vistos con seriedad por el Senado, el Congreso y el ejecutivo estadounidense.

"El reporte de operaciones sospechosas como bien han dicho los analistas se elabora cuando se hacen transacciones arriba de los 10 mil dólares. Hay un artículo de El Diario de Hoy donde un analista de esos que suele consultar El Diario de Hoy dice: Es como que su Santidad Francisco decidiera depositar en la sucursal del Banco del Vaticano en los Estados Unidos, 10 mil 500 dólares, inmediatamente se manda el reporte. ¡Perdón! Pero estamos hablando de su Santidad, el Papa Francisco, bueno los dos se llaman Francisco pero no tienen nada que ver", dijo Funes.

Pero Cárdenas puso el énfasis en el posible conflicto diplomático que pudiera generarse tras el suceso.

"La embajadora de Estados Unidos (Mari Carmen Aponte) ha reafirmado la gravedad de la cuestión y ha dicho que el asunto está bajo investigación en Washington, como debe ser", agregó Cárdenas.

En seguida el analista insiste en el punto del mal precedente que supone la arbitrariedad de Funes al adjudicarse prerrogativas y querer utilizar datos de la institucionalidad estadounidense para atacar a opositores políticos, lo que no contempla ningún acuerdo, y del que la primera potencia del mundo no estará dispuesta a tolerar bajo ninguna circunstancia.

"El presidente Funes ha sentado un precedente peligroso. Estados Unidos nunca permitirá que la información que intercambia con otros gobiernos en materia de orden público sea mal utilizada de esta manera. Se trata de una violación flagrante de la confianza y habrá repercusiones", reitera Cárdenas.

Para este analista, contra quien Funes ha desatado sus alegatos a través de las plataformas que le facilitan la Casa Presidencial y el alcance en los medios de comunicación, los afectados por el empecinamiento del mandatario serían los encargados de trabajar en el campo de aplicación de la ley, quienes lo pagarían.

"Los perdedores serán los salvadoreños patriotas que trabajan en el campo de aplicación de la ley y que están trabajando duro para hacer que sus calles sean más seguras para sus compatriotas. Ahora habrá una nube sobre sus cabezas debido a las acciones destempladas del presidente Funes, y puede haber una vacilación por parte de los Estados Unidos para compartir información importante en estas áreas, lo que haría su trabajo mucho más difícil", sentenció José Cárdenas.

Citarán funcionarios

Ayer la comisión que investigará el caso se reunió por primera vez y acordó llamar el próximo martes al canciller y al director ejecutivo del Instituto Libertad y Progreso para que expliquen sobre las donaciones de China Taiwán.

El próximo martes también se convocará a diferentes funcionarios de la administración de Francisco Flores, dijo el presidente de la comisión, el pecenista Francisco Merino López.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación