Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Ana Vilma de Escobar: la democracia está en peligro

La diputada, desaforada por el FMLN, Gana y tránsfugas, interpondrá un amparo ante la CSJ

La diputada tricolor, Ana Vilma de Escobar, peleará porque le restituyan los derechos políticos.

La diputada tricolor, Ana Vilma de Escobar, peleará porque le restituyan los derechos políticos.

La diputada tricolor, Ana Vilma de Escobar, peleará porque le restituyan los derechos políticos.

Ana Vilma de Escobar no duda al afirmar que quieren "destruirla" con la decisión de 45 diputados de la Asamblea Legislativa de desaforarla. Pero más allá de esta afirmación, la diputada, que hoy está suspendida de sus derechos políticos, asegura que "quieren destruir a la democracia salvadoreña" y que hay una clara intención del oficialismo de apartarla del camino hacia las elecciones 2015.

En este sentido a De Escobar le queda muy claro que el FMLN y sus aliados están atropellando los derechos "de todos los salvadoreños" porque su caso viola la libertad de expresión y refleja un estilo "perverso" de apartar a los oponentes políticos.

Pese a ello, no duda en decir que va a seguir librando la pelea, no solo por recuperar sus derechos como diputada, sino por evitar "violaciones a la Constitución" como las del partido oficial y su círculo político cercano.

"Si ahora han atropellado y humillado mi dignidad, mañana lo harán con cualquier otro ciudadano salvadoreño. Eso hay que evitarlo", consideró De Escobar.

Lo que le queda claro a la también exvicepresidenta de la República es que lo que el FMLN está haciendo acá es lo mismo que los chavistas han hecho en Venezuela: intentar hacer a un lado a dirigentes como María Corina Machado y Henrique Capriles , callar a la oposición en el Congreso "apagando micrófonos" y hasta encarcelar a sus dirigentes como Leopoldo López.

Pero esto, a su juicio, también muestra al FMLN como un partido dividido, porque mientras el presidente Sánchez Cerén y el secretario general del partido, Medardo González, hablan de diálogo y desarrollo, Sigfrido Reyes y la influencia interna del expresidente Mauricio Funes contradicen estas intenciones.

Fue evidente cómo Sigfrido Reyes se apresuró a llamar a la votación para desaforarla pese a la petición de la palabra de Lorena Peña para llamar a un receso en el que se razonara la decisión, recordó.

Todo esto, a juicio de la legisladora, ha llevado al partido oficial a cometer un "gran error", pues no solo agravia a los 130,000 salvadoreños que le dieron su voto en las elecciones de 2012, sino también al 49 % del electorado, que votó por ARENA en las pasadas elecciones de marzo.

Al final de este caso De Escobar valora como "una ofensa" contra las mujeres salvadoreñas la forma en cómo se utilizó el aparataje del Estado para buscar intimidarla, incluyendo denuncias en la Corte de Cuentas y en la Fiscalía.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación