Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Alumnos vuelven a clases en escuelas con carencias

Durante el acto de inicio del año lectivo algunos gremios docentes planean protestar

Muchas de las escuelas públicas del país necesitan material didáctico, mobiliario nuevo y rehabilitar edificios. Foto EDH / ARCHIVO

Muchas de las escuelas públicas del país necesitan material didáctico, mobiliario nuevo y rehabilitar edificios. Foto EDH / ARCHIVO

Muchas de las escuelas públicas del país necesitan material didáctico, mobiliario nuevo y rehabilitar edificios. Foto EDH / ARCHIVO

Los centros educativos públicos inician hoy oficialmente el año lectivo 2015, en su mayoría sujetos a la falta de presupuesto, agobiados por la inseguridad y en medio del descontento de docentes que siguen a la espera de que el Ministerio de Educación aplique un significativo incremento salarial.

Según datos que el Ministerio de Educación (Mined) ha colgado en su cuenta de Facebook, la inauguración del año escolar se llevará a cabo en el Centro Escolar Dra. María Julia Hernández, del municipio de Quezaltepeque, en el departamento de La Libertad. Hasta ahí también pretender llegar a protestar los sindicatos de profesores miembros de la Intergremial.

Son un millón 400 mil alumnos, desde parvularia hasta bachillerato, los que retornarán a las aulas de los 5,200 centros educativos del sistema público.

"A estas alturas ya debieron haber llegado los presupuestos (escolares) para que se pudieran pintar las escuelas, ambientar las aulas y hacer reparaciones menores", comenta el profesor Francisco Zelada, director del Centro Escolar Planes de Mariona, de la capital.

El año pasado la mayoría de centros de enseñanza pública pasó ahogada por las necesidades de recursos y cuentas por pagar. Sin embargo, el Mined entregó los fondos hasta noviembre y diciembre, cuando prácticamente ya había terminado el año lectivo.

Zelada, quien también es secretario general del gremio de maestros Simeduco, expuso que el panorama para este año no es muy alentador, sobre todo porque el presupuesto que se destinó para Educación tiene un déficit de 17 millones de dólares.

En este momento el gobierno no ha asumido ningún compromiso por entregarle a las escuelas los fondos en tiempo y sólo está concentrado en avanzar con sus programas bandera, como es la provisión del paquete escolar y el vaso de leche.

De acuerdo con la información que Educación ha difundido en sus sitios de red social la intensión es empezar hoy con la entrega de los útiles (incluyendo por primera vez a 146,826 estudiantes de bachillerato).

El profesor Paz Zetino Gutiérrez sostiene que en las escuelas no sólo comienzan el año sin dinero en sus arcas, sino también en vilo por la situación de inseguridad que prevalece a nivel nacional y que dentro de los mismos centros alcanza a los niños y jóvenes.

"La violencia no baja en este país y puede seguir afectando la escuela pública, tanto a los alumnos como a los docentes, tal como ocurrió el año recién terminado", expresó Gutiérrez, quien es subdirector del Centro Escolar Water Soundy.

El también dirigente de la gremial Bases Magisteriales dice estar especialmente preocupado por la situación de las escuelas ubicadas en el Gran San Salvador, Zacatecoluca en el departamento de La Paz y Cuscatlán, en donde los niveles de violencia son mayores.

"Con los alumnos en las escuelas, la situación es mucho más riesgosa para la familia, porque los muchachos se convierten en objeto de ataque por solo asistir a una escuela que no es de su circunscripción", añadió.

A la situación se suma el descontento de los profesores, debido a que no se vislumbra que en su primer salario de enero vean aplicado un aumento salarial, el cual, según lo que establece la Ley de la Carrera Docente, el gobierno tuvo que haber pactado con los gremios de los educadores el año anterior.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación