Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Aliados piden a Funes que objete la ley de partidos

Sostienen que el TSE no tendrá la capacidad para fiscalizar los fondos de los institutos políticos

Aliados por la Democracia dijeron que la ley de partidos no garantiza la transparencia en los mismos. Foto EDH / R. Mendoza López

Aliados por la Democracia dijeron que la ley de partidos no garantiza la transparencia en los mismos. Foto EDH / R. Mendoza López

Aliados por la Democracia dijeron que la ley de partidos no garantiza la transparencia en los mismos. Foto EDH / R. Mendoza López

Las organizaciones aglutinadas en Aliados por la Democracia pidieron ayer al presidente Mauricio Funes que observe u objete la ley de partidos políticos, pues consideran que no tiene suficientes elementos para fiscalizar los fondos que manejan las formaciones políticas.

Los miembros de la sociedad civil consideran que dejar en manos del Tribunal Supremo Electoral (TSE) la vigilancia de los fondos que reciben los partidos de entes privados no permitirá que la ciudadanía conozca el origen de ese financiamiento.

"Ese organismo (TSE), para poder detectar, supervisar y castigar con imparcialidad el origen y la transparencia en el uso de los fondos, carece de toda fuerza necesaria para tener los partidos que la sociedad civil quiere", sostuvo el representante de Concertación Democrática Nacional (CDN), José Domingo Méndez.

Para el también expresidente de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), a los partidos les interesa que sea el TSE quien los vigile, ya que "tienen sus representantes en el TSE y en algún momento su resolución no tendrá la imparcialidad que se requiere".

Luis Mario Rodríguez, director del Departamento de Estudios Políticos de la Fundación Salvadoreña para del Desarrollo Económico y Social (Fusades), aseguró que si el Tribunal sigue integrado por partidos políticos no habrá justicia electoral.

"En los últimos cinco procesos electorales que hemos tenido en El Salvador, la justicia electoral en el país ha sido inoperante, y en consecuencia, si es la misma autoridad la que tendrá a su cargo evaluar procesos cuando se incumple la ley de partidos, lo que podemos pensar es que no vamos a tener justicia electoral en materia de financiamiento político", acotó.

Además de solicitar a Funes las observaciones a la ley, aprobada el jueves 14 de febrero por unanimidad, los Aliados por la Democracia le pidieron que sugiera a los diputados crear una unidad independiente y autónoma dentro del TSE para que pueda investigar los fondos que reciben y utilizan los partidos políticos.

Financiamiento extranjero

Para los representantes de las organizaciones cívicas, la falta de fiscalización del dinero que los partidos puedan recibir de gobiernos extranjeros es una de las deficiencias de la legislación.

Consultados sobre la injerencia que pudiera tener el gobierno venezolano a través de los negocios de Alba Petróleos, del cual es accionista el FMLN, los Aliados consideraron que este es uno de los casos en los que no se garantiza que haya una investigación a fondo al dejar en manos del TSE la fiscalización de los fondos que reciben las formaciones políticas.

Según Arnoldo Jiménez, director ejecutivo de la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP), la falta de un instituto autónomo podría "evitar que gobiernos extranjeros o que empresas de gobiernos extranjeros den apoyos en especies a determinados partidos, entrometiéndose claramente en la política interna".

Por su parte, René Landaverde, de la Iniciativa Social para la Democracia (ISD), la ley no establece claramente la prohibición para que los partidos reciban dineros del extranjero.

"La ley únicamente hace referencia a prohibir financiamiento de las agencias de gobiernos extranjeros, pero no deja claro si se les prohíbe a los gobiernos extranjeros apoyar", aseguró.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación