Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Alba Alimentos dará $250 mil a las granjas penitenciarias

La empresa también se comprometió a apoyar la comercialización de la producción agrícola de los reos

Buscan convertir a los reos en semilibertad en pequeños productores agrícolas. Foto EDH

Buscan convertir a los reos en semilibertad en pequeños productores agrícolas. Foto EDH

Buscan convertir a los reos en semilibertad en pequeños productores agrícolas. Foto EDH

Dirigentes de Alba Alimentos firmaron ayer en Metapán, Santa Ana, un convenio de cooperación por un monto de 250,000 dólares con el ministro de Justicia y Seguridad Pública, David Munguía Payés, con el propósito de incentivar y promover los proyectos de las granjas penitenciarias.

La iniciativa, que según sus promotores pretende reactivar la producción agrícola en El Salvador, busca además tenderle una mano a los prisioneros que están en fase de confianza y semilibertad.

"Un solo campesino no puede sembrar los campos en el país, pero todos juntos sí lo podemos hacer", afirmó el titular de Justicia y Seguridad Pública. Agregó que uno de los ejes principales de la política de justicia y convivencia ciudadana es la prevención social del delito.

El funcionario agradeció el aporte de la empresa Alba Alimentos a la iniciativa de las granjas penitenciarias, pues "con su aporte ayudará a resolver uno de los problemas más grandes que tiene la justicia del país en los centros penales".

"Procuramos que quienes están en los centros penales reciban de nosotros al menos los derechos que la Ley Penitenciaria les da", afirmó el ministro.

Enfocado en esa visión han impulsado el programa "Yo cambio" y dentro de alternativa están las granjas penitenciarias, añadió.

El gerente general de Alba Petróleos, José Luis Merino, afirmó que la contribución de Alba Alimentos en las granjas penitenciarias consistirá en una dotación de tractores para la preparación de la tierra, entrega de fertilizantes, financiamiento a la producción, asignación de técnicos agropecuarios para la asistencia técnica y el desarrollo de capacitaciones a favor de los 109 reos que están en sus últimas fases de prisión.

Merino dijo que también está proyectada la instalación de un sistema de riego que abarque un área de entre 60 y 90 manzanas, con la finalidad de que su producción se triplique, es decir, que las parcelas den fruto tres veces al año.

"El programa está en función de ayudarle al privado de libertad, de prepararlo para su retorno a la sociedad", subrayó el político efemelenista.

Agregó que la idea es ayudarle a construir un camino para que cuando vuelva adonde su familia, casa, cantón o colonia tenga una esperanza y sepa de qué va a vivir.

Inicialmente se proyecta que toda persona que se integra a los programas productivos tendrá una retribución para su subsistencia.

"Con esto estamos tratando de crear una mentalidad distinta, más positiva, más proactiva hacia la agricultura", afirmó Merino.

"Queremos transformar la agricultura en El Salvador en una actividad rentable y productiva, donde cada privado de libertad se convierta en un productor o pequeño empresario agroindustrial ", afirmó.

En el marco de la firma del convenio, el dirigente efemelenista afirmó que Alba Alimentos está integrado por 30 mil socios que han pasado de producir 11 quintales a producir entre 30 y 35 quintales de frijol; además han pasado de producir de entre 25 y 80 a entre 90, 100 y 110 quintales por manzana. Este es el caso de algunos agricultores de Chalatenango.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación