Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

AEAS: cobro prepago en buses es insostenible

Genaro Ramírez opinó que el Gobierno no puede obligar a los empresarios al nuevo sistema. Esa gremial busca alternativas para el conteo de pasajeros en las unidades 

Transportistas se niegan a uso de tarjeta prepago

Genaro Ramírez, presidente de AEAS asegura que el gobierno les quiere dar el "tiro de gracia" y que con ello buscan favorecer a la empresa Alba Petroleos.

Después de tres años de intentos, el sistema electrónico de cobro de pasajes en el transporte público no es aplicado completamente; y el presidente de la Asociación de Empresarios de Autobuses Salvadoreños (AEAS), Genaro Ramírez, aseguró que será un sistema insostenible.

“El sistema prepago ya es insostenible por la forma perversa en que lo están planteando”, dijo Ramírez, quien ha sido critico con la forma cómo se creó y se aplica el modelo. 

Y aseguró que la mayoría de empresarios de AEAS no tiene interés de incluirse dentro del sistema de cobro electrónico.

Según Ramírez, el sistema no perdurará porque el Estado está obligando, a través de la reforma a la Ley Transitoria de Estabilización de las Tarifas de Transporte de Pasajeros, que los titulares de líneas de buses o microbuses realicen negocios donde tendrían más pérdidas.

“Nosotros hicimos el sondeo y nadie quiere sumarse, porque vamos a pagar más por pasajero trasladado”, defendió Ramírez.

Debido a una modificación legal, a partir del 31 de diciembre próximo, todos los buses y microbuses del transporte público, al menos en el área Metropolitana, deben tener instalado un sistema de cobro electrónico que cuente los pasajeros trasladados por cada bus.

Ese será el requisito indispensable para que los empresarios de transporte público puedan contar con la compensación económica mensual otorgada por el Estado. Hasta hoy es un monto mensual fijo de $400 por bus y de $200 por microbús.

La reforma a la Ley Transitoria de Estabilización de Tarifas, especifica que a los que firmen contrato con Subes, y el Banco de Desarrollo de El Salvador (Bandesal), que se encargará de administrar el fideicomiso de los pasajes, tendrán derecho a subsidio de $0.04 por pasajero movilizado en bus, y $0.02 en microbús. 

Pero de esta compensación tendrían que pagar un porcentaje de 8.5 % a Subes por la prestación del servicio tecnológico. 
A la fecha, se han firmado 1,030 contratos entre empresarios de transporte público y la compañía Sistema Único de Boletos Electrónicos (Subes), según sus datos. Subes es la única empresa en el país autorizada para instalar los validadores y el sistema de conteo.

“Lo que nos plantean es que quieren darnos $400 en compensación, pero quieren que paguemos $800 (en pago de tecnología), eso es completamente absurdo (...) deberían pagarles directamente para que nosotros no paguemos ”, consideró.

Alternativas

La situación ha llevado a que el gremio busque alternativas de conteo de pasajeros. Ramírez especificó que existen otras formas que no traerían pérdidas al sector.

“Vamos a poner sensores, escáner de imagen o de silueta para iniciar un control. Muy pronto vamos a inaugurarlo”, declaró.
 Este plan formaría parte de “Ruta segura” que ya se implementa en algunas unidades como las 46 especificó Ramírez, las cuales tienen cámaras de vigilancia y sistema GPS.

Incluso, aseguró que han adquirido 14 nuevas unidades tipo Coaster de la Ruta 46-C, que cuentan con todas las modalidades para ser aceptadas como “servicio especial”, pero a las cuales el Viceministerio de Transporte no les ha permitido aplicar una nueva tarifa. Ramírez mencionó el caso de las nuevas unidades de las rutas 23 y 29, a las cuales se les permitió cambiar el cobro de $0.25 y $0.20, respectivamente, a $0.35 y $0.30.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación