Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Advierten amenazas de callar a medios independientes

El Presidente Sánchez Cerén arriba a su primer año de gobierno, en medio de preocupaciones de diversos sectores sobre la relación del Ejecutivo con los medios de comunicación

Recientemente, el presidente Salvador Sánchez Cerén acusó a los medios de prensa de generar temor en la población en tema de la violencia en el país. foto edh

Recientemente, el presidente Salvador Sánchez Cerén acusó a los medios de prensa de generar temor en la población en tema de la violencia en el país. foto edh

Recientemente, el presidente Salvador Sánchez Cerén acusó a los medios de prensa de generar temor en la población en tema de la violencia en el país. foto edh

La postura mesurada que el presidente Salvador Sánchez Cerén mostró en un inicio de su mandato ha ido cambiando de forma paulatina, especialmente en lo que se refiere a algunos medios de comunicación independientes y con respecto a cuatro de los magistrados de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), advierten analistas y observadores de El Diario de Hoy.

Los observadores Francisco Bertrand Galindo y Paolo Lüers, junto al director de la Fundación para el Desarrollo Económico (Funde), Roberto Rubio, y José Domingo Méndez, dirigente de los Aliados por la Democracia, hacen una evaluación en torno a la relación del gobierno de Sánchez Cerén con la CSJ, la Asamblea Legislativa y con los medios de comunicación.

La Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (Fusades) también hizo su propio análisis.

Precisamente es en esta última área en que los entrevistados manifiestan su preocupación y advierten de las amenazas que se ciernen para la libertad de expresión a partir de las declaraciones del mandatario y de dirigentes de su partido FMLN a lo largo de esta administración, y de lo que se espera en esa materia para lo que resta del gobierno del FMLN.

Los analistas entrevistados coinciden en que Sánchez Cerén es una persona mesurada y que así inició su administración, mostrando apertura con los distintos sectores de la sociedad y hasta con los medios de comunicación, muy distinta a la postura de confrontación constante que mostró su predecesor, Mauricio Funes, a lo largo de su mandato.

Sin embargo, en las últimas semanas Sánchez Cerén, aseguran, ha cambiado radicalmente y ha atacado a la Sala y a medios de prensa independientes, lo que vislumbran que pueda seguir la línea del FMLN de querer ahogar a los medios independientes y de favorecer a personajes allegados al partido de Gobierno.

"¿Entiende (el Presidente) el rol de los medios en una sociedad plural y democrática?, yo tengo mis dudas; por lo menos no ha actuado con hostilidad concreta o con medidas de coerción", valora Paolo Lüers.

Aunque abiertamente no ha tomado medidas para intentar acallar a los medios de comunicación como sí ocurre en países como Venezuela y Ecuador, con quienes promulga una estrecha amistad, Lüers considera que es otra estrategia la que ha echado a andar este Gobierno.

"Ellos optan por una estrategia diferente. En vez de hostigar directamente a los medios independientes, tratan de cambiar el mapa de medios, como la recién compra del Canal 12 y la frecuencia para el Canal 11, todo esto va en esa dirección", plantea el observador.

Lüers se refiere a la supuesta compra del Canal 12 (ha circulado en medios digitales pero no confirmada) por parte del empresario mexicano, Remigio Ángel González, quien también es dueño de la frecuencia de Canal 11, cuya asignación por parte de la Siget ha sido cuestionada por los medios independientes, que reclaman lo devuelvan al Canal 37 tal y como originalmente fue comprada.

Abonado a estos movimientos, Lüers recuerda las palabras que el gobernante pronunció recientemente contra los medios independientes, por el tema de la violencia en el país, y los acusó de estar "tratando de generar una guerra sicológica en la población de atemorizarla alrededor el tema de la criminalidad", dijo Sánchez Cerén el 17 de abril.

Bertrand Galindo también ve con preocupación algunas manifestaciones hechas por el Presidente, aunque aclara que respecto a a la administración anterior, el actual es más acomedido en sus palabras.

"Por varias declaraciones que ha dado él tiene un tema de concepción que él le llama oligopólica de los medios de comunicación y ha habido varias declaraciones que han sido interpretadas por los medios como una amenaza", apuntó Bertrand.

Además la discusión sobre asignación de las frecuencias de radio y televisión, aunque algunas tienen que ver con el gobierno de Funes y otras con este gobierno, añade el jurista.

Considera que a un año de gobierno de Sánchez Cerén no se puede decir que ha habido acciones de coartar la libertad de prensa, pero que estos cuatros años que restan eso puede cambiar.

"Creo que no podemos hablar hasta este momento que haya un ejercicio de control de la libertad de prensa, lo que hay son amenazas de que algo pudiera suceder en ese sentido con las declaraciones del presidente y por lo que ha venido pasando con el tema de frecuencias", advierte Bertrand Galindo.

Precisamente en este último punto es que repara Fusades en el documento: El Salvador. Año Político, presentado el lunes pasado.

"El documento se limita a que hay signos de un posible control de los medios de comunicación a través de los mecanismos que se vayan a utilizar para la asignación de frecuencias; entonces, hay preocupación de gremiales de medios de comunicación que piden respeto a la seguridad jurídica y que haya un debate transparente sobre la asignación de frecuencias", explica Luis Mario Rodríguez, director del Departamento de Estudios Políticos de Fusades.

El director de Funde, Roberto Rubio, coincide con Paolo Lüers en este punto de la relación del Ejecutivo con los medios de comunicación, en el sentido de ir copando los espacios televisivos radiales con frecuencias concedidas a personas allegadas al FMLN.

"Yo veo por un lado un intento de grupos ligados al expresidente Funes y al partido FMLN de tener presencia en los medios de comunicación. Hay un intento de tener presencia en los medios", dice Rubio.

Inclusive, cuestionó el uso que el Gobierno y el partido FMLN le están dando al Canal 10 y a la Radio y TV de la Asamblea Legislativa, que, recordó, pertenecen al Estado.

Añade que como partido en el Gobierno no cejarán en emular acciones y medidas de coerción como las aplicadas por gobiernos chavistas como los de Venezuela, Ecuador y Argentina.

"El intento de restringir a través de leyes no se ha podido porque aquí en el país se ha avanzado en libertad de expresión y la sociedad civil ha tenido mayor protagonismo" para evitar que eso suceda, dijo el también director de Transparencia Internacional, capítulo El Salvador.

El miembro de Aliados por la Democracia, Domingo Méndez, dijo a título personal que le preocupa el trato a los medios de comunicación por parte del Ejecutivo en este primer año de Gobierno.

"Yo realmente quisiera que el jefe de Estado comprendiera, con mayor sabiduría, cómo deben manejarse los medios de comunicación, cómo deben respetarse los medios de comunicación. Deben aceptarse las críticas", pidió Méndez al Gobierno de Sánchez Cerén.

Con todo y estas palabras del presidente Salvador Sánchez Cerén, los analistas entrevistados coinciden en que el gobernante ha tenido un estilo más suave de gobernar con respecto a Funes.

No obstante Paolo Lüers teme que el mandatario termine plegándose a los lineamientos y al estilo confrontativo de los dirigentes de su partido FMLN.

"Su carácter personal es obviamente diferente al de Funes o Sigfrido Reyes, esto no va a cambiar, pero detrás del carácter personal del Presidente está el carácter político de su partido y él es un tipo muy fiel a su partido; entonces, si el partido va en una dirección de confrontación con la empresa privada, con los medios de comunicación o con la Sala de lo Constitucional, él no lo va a parar, él no va a contradecir; entonces, yo creo que sí se va a poner un poco más fuerte este tipo de conflictos", advirtió Lüers.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación