Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Advierte Naciones Unidas: “Otra crisis de refugiados se desarrolla en las Américas”

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, António Gutérres, presentó el reporte “Women on the Run (Mujeres en Fuga)” en el Wilson Center en Washington DC, que recopila la escalofriante historia de160 de mujeres d

SACERDOTE AFIRMA QUE AL MENOS 80 MIGRANTES FUERON SECUESTRADOS EN VERACRUZ

Migrantes mexicanos viajan sobre "La Bestia". La cifra de menores de edad que intengan llegara EE. UU. de forma ilegal ha disminuido, pero aún es importante. | Foto por jn/jbp

MEX02.- VERACRUZ (M?XICO), 27/06/2011.- Migrantes centroamericanos viajan hoy, lunes 27 de junio de 2011, en el techo de un tren, cerca al tramo de Medias Aguas, en Veracruz (MÈxico) . El director del albergue Hermanos en el Camino, el sacerdote Alejandro Solalinde, informÛ que \"al menos 80 migrantes\", entre ellos mujeres y niÒos, pueden haber sido secuestrados el pasado 24 de junio en Veracruz, mientras se trasladaban en tren hacia el norte del paÌs. EFE/STR

Alba tiene 32 años y vive en Estados Unidos con su pequeña hija, pero aún tiene un hijo en El Salvador y ella  está trabajando duro para traerlo a Estados Unidos. Esta salvadoreña tuvo que huir de su país a causa de las extorsiones. Los chantajistas le estaban exigiendo 300 dólares al mes y ni ella ni su familia podían pagarlos. Sus únicas dos  opciones eran: morir o huir.  

La historia de Alba estremeció a quienes la escuchaban en video en el Wilson Center en Washington DC, y acompañó un informe expuesto por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), António Guterres, sobre  la realidad de quienes huyen del Triángulo Norte de C.A. (El Salvador, Honduras y Guatemala) sobre todo de mujeres.

En octubre pasado varias organizaciones salvadoreñas agrupadas en “La Mesa” presentaron un informe ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en el que se revela un aumento de las migraciones: para 2014 había 10,969 salvadoreños que habían recibido el estatus de refugiado y y 18,037 tenían pendiente de respuesta su solicitud de asilo. Así lo informó ayer El Diario de Hoy.

   Hace poco más de un año sucedió algo que ha cambiado la visión de EE. UU. sobre el Triángulo Norte de C.A. y algunas zonas de México: millares de centroamericanos y mexicanos (entre ellos mujeres, niños y ancianos) aparecieron en la frontera estadounidense y las peticiones de asilo por causa de la violencia se multiplicaron a un ritmo desmedido.

Los estadounidenses, acostumbrados a ver refugiados de Oriente Medio por televisión, de repente tenían una auténtica crisis de refugiados en su propia frontera. Las preguntas ante este drama humanitario fueron las siguientes: ¿Se les puede otorgar el estatus legal de refugiados a estas personas? ¿Son simplemente migrantes buscando mejores oportunidades económicas o son en realidad refugiados que están huyendo de persecuciones reales en sus países? ¿Qué está pasando en el Triángulo Norte de Centroamérica y en algunas zonas de México? 

El reporte de ACNUR, titulado “Women on the Run (Mujeres en Fuga)”, recoge las entrevistas a 160 mujeres del Triángulo Norte de Centroamérica y México, quienes huyeron a causa de la violencia de sus países y a las que el Gobierno de Estados Unidos les ha concedido el estatus de refugiadas, o cierta protección. 

Alba, la migrante salvadoreña, aseguró en su testimonio que en “El Salvador las  leyes no apoyan a las mujeres” y termina con un frase que nos debería obligar a todos los salvadoreños a ponernos la mano en la conciencia: “No hay país más peligroso para las mujeres que El Salvador”.

Por su parte, Guterres, quien antes de dirigir ACNUR fue primer ministro en su país, explica que hay una crisis en la región que no puede ser ignorada, la violencia se ha disparado de forma incontrolable y los países del Triángulo Norte   lideran los rankings de homicidios globales. 

Guterres afirmó que las historias de estas 160 mujeres eran escalofriantes. “Las mujeres hablaban de haber sido violadas, asaltadas, extorsionadas y amenazadas por miembros de grupos criminales fuertemente armados”,  sentenció el Alto Comisionado. 

Un dato interesante que muestra el reporte es que antes de decidirse por huir a Estados Unidos, estas mujeres intentaron huir dentro de su propio país, pero la violencia siempre las alcanzó dentro de su propia nación. 

“El precio es un infierno”

António Guterres comentó con dolor que “el viaje a la salvación de estas mujeres debe antes pasar por el mismo infierno. Muchas de ellas son golpeadas y violadas en el camino, e incluso algunas son asesinadas o desaparecen tratando de llegar a Estados Unidos”. 

El exministro de Portugal dijo que los otros países de la región, además de Estados Unidos, deben colaborar para ofrecer la protección adecuada a los refugiados. El Alto Comisionado también mencionó que las causas de esta crisis deben ser resueltas y se mostró muy optimista con  el plan de Alianza para la Prosperidad en el Triángulo Norte de Centroamérica.  

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados dijo que la crisis centroamericana tiene una complejidad única, pero se mostró optimista al afirmar que se puede resolver con “un enfoque regional comprensivo basado en la cooperación, la responsabilidad, el compartir y la solidaridad entre todos los países afectados”.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación