Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Adiestrados para elaborar la pieza anatómica

Dos técnicos se encargan de tallar y pulir modelos anatómicos similares a los del cuerpos humano para el aprendizaje de los estudiantes de medicina.

Desde 1984, Teodoro Valladares, de 55 años, se dedica a elaborar piezas del cuerpo humano para la clase de Anatomía Humana de la Universidad Evangélica de El Salvador.

Valladares recuerda que laboraba en otra área del centro educativo, pero siempre se acercaba a ver los cadáveres. Fue así cómo un día se inició en ese campo hasta obtener la experiencia necesaria.

Ahora, junto a otro técnico, se encarga de verificar las necesidades de los estudiantes de medicina y se dedica a fabricar modelos de yeso similares a los órganos humanos.

Entre las piezas se encuentran cerebros, tallos encefálicos, médulas espinales, corazones y tantas otras partes del cuerpo como necesiten los catedráticos.

"Nosotros vamos viendo a qué laboratorio le faltan piezas para que el alumno tenga completo su juego", comentó Valladares.

El primer paso que siguen es elaborar el molde. Toman una impresión y luego comienzan a tallar, para ello sacan todos los detalles de la pieza original, luego lo pintan hasta que queda listo.

Mirna García de González, decana de Medicina de la universidad, manifestó que los modelos que sacan del original se hacen a escala.

Estas piezas complementan la enseñanza que se hace con el uso de los cadáveres y otros restos humanos.

La doctora además explicó que han comprado tres simuladores de embarazadas para suplir las necesidades de la enseñanza.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación