Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Activistas de Guatemala piden a jóvenes actuar contra la corrupción

Guatemaltecos indicaron que el rol de la Cicig y la embajada de EE. UU. han sido vitales en la lucha anticorrupción

Activistas de Guatemala piden a jóvenes actuar contra la corrupción

Los jóvenes activistas recalcaron el papel de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala, CICIG. Además, consideran que sería bueno para El Salvador contar con una institución...

"Ustedes jóvenes, empiecen a tomar acciones para que esto que nos está pasando en Guatemala no les pase aquí en el país". Ese fue el mensaje contundente de activistas guatemaltecos que ayer visitaron el país para explicar a jóvenes salvadoreños cómo se ha organizado la sociedad civil para luchar contra la corrupción en Guatemala, tras los escándalos que han salpicado al gobierno de Otto Pérez Molina.

"#No más corruptos. Guatemala no se vende". Ese es el lema que utilizaron Pedro Cruz y Aníbal Samayoa, ambos representantes de la organización Jóvenes por Guatemala, para resumir la cruzada que han emprendido los guatemaltecos contra los hechos de corruptela, mediante una movilización espontánea en las calles y en las redes sociales.

Pedro llamó a incentivar la participación cívica, como se ha hecho en Guatemala. "Nuestros países lo necesitan, El Salvador lo necesita", dijo.

"Yo los invito para que ustedes también actúen; vivimos realidades similares", acotó.

Desde abril de este año, Guatemala vive una agitación social, luego de que las autoridades revelaran investigaciones contra varios funcionarios por casos de corrupción que han provocado la renuncia de la vicepresidenta del país, Roxana Baldetti, y que tienen en la cuerda floja también al mandatario guatemalteco.

Las incesantes protestas de la población piden la renuncia de Pérez Molina, tal como ya lo hicieron con Baldetti.

"Estoy orgulloso de mi país porque se está levantando. La población perdió el miedo", expresó Pedro a los asistentes al abordar el tema "Ciudadanía contra la corrupción, el caso de Guatemala", organizado por CREO y realizado ayer en Fusades.

La actividad se desarrolló en el marco del seminario "Promueve tu país 2015: ¡no solo de políticos vive el país!", que la entidad ha realizado desde el 13 y finaliza hoy.

También Aníbal instó a los salvadoreños a no quedarse de brazos cruzados ante los hechos de corrupción que puedan ocurrir: "No tengan miedo de actuar y dar la cara por su país". Y agregó: "Hay que encender la chispa que todos tenemos".

El activista explica que en su país los políticos son los que "ahora tienen miedo, porque ya no se sienten que están en el Olimpo y la ciudadanía abajo, sino que estamos en el mismo nivel".

Los jóvenes comentaron que sectores políticos han intentado "apoderarse" de las manifestaciones, pero la ciudadanía no lo ha permitido porque quieren mantenerse desligados de matices políticos, sobre todo por el momento preelectoral que vive Guatemala. El país vecino celebrará elecciones generales el próximo 6 de septiembre.

La Cicig ha sido "vital"

Los activistas dijeron a El Diario de Hoy que el papel de la Cicig (Comisión internacional Contra la Impunidad en Guatemala) ha sido vital en ese país, ya que esa oficina de la ONU (Organización de Naciones Unidas) junto a la Fiscalía han destapado los casos de corrupción que tienen al país vecino enardecido.

Pero también los activistas guatemaltecos destacaron que el rol de la embajada de Estados Unidos en Guatemala ha sido importante en ese esfuerzo.

"La Cicig y la embajada de EE. UU. se convierten en el garante de proteger la institucionalidad en el país", opina Pedro Samayoa.

De hecho, Aníbal destacó el importante informe que reveló ayer la Cicig en el que señala que el narcotráfico ha financiado la política en Guatemala. (Leer nota en siguiente página).

"Es la heroína de lo que está pasando", añadió.

Al activista se le consultó si considera que una oficina como la Cicig debería ser emulada en El Salvador y respondió que "se debe evaluar si se necesita esa ayuda", porque lo que afecta "a veces es la falta de voluntad política para ejecutar sus propias facultades en las instituciones".

El joven considera que una oficina como esa "podría darse en los países de Centroamérica y no solo aquí, sino donde hay altos grados de corrupción. Se debe implementar, pero eso sí, entendiendo que las instituciones nacionales deben cooptar esos conocimientos que traen esas instituciones internacionales".

Por su parte, Pedro indicó que la red de corrupción en Guatemala se sostiene sobre cuatro pilares: el contrabando, el narcotráfico, la sobrevaloración de las obras públicas y la sobrevaloración de los medicamentos.

Y apunta que las peticiones de la ciudadanía guatemalteca se resume en dos: depuración de la clase política y la lucha frontal contra la corrupción en el país.

Pero tanto Pedro como Aníbal aclararon que el problema no se resolverá pidiendo la renuncia de los funcionarios en turno, sino investigando y atacando de raíz la corrupción.

Ante ello, la organización que representan en Guatemala ha planteado cuatro tipos de reformas: a la ley electoral y los partidos políticos; a la ley del servicio civil; a las compras y contrataciones estatales; y al sector justicia.

"Es un rumbo, una nueva ruta que se le quiere dar al país", indicó Pedro, ya que señaló que la corrupción es la segunda razón para no hacer negocios en Guatemala.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación