Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Acpes pide transparencia a Mined en el proceso de la acreditación de colegios

La Asociación de Colegios Privados señala que evaluadores no utilizaron sólo los criterios que están en el manual, sino que aplicaron valoraciones subjetivas

La disponibilidad de recursos para la enseñanza es uno de los aspectos que les evalúan a los colegios. Foto EDH / ARCHIVO

La disponibilidad de recursos para la enseñanza es uno de los aspectos que les evalúan a los colegios. Foto EDH / ARCHIVO

La disponibilidad de recursos para la enseñanza es uno de los aspectos que les evalúan a los colegios. Foto EDH / ARCHIVO

Transparencia en el proceso de evaluación para acreditar a los 904 centros educativos privados del país es lo que pedirá la Asociación de Colegios Privados de El Salvador (Acpes) al Ministerio de Educación (Mined); este proceso inició el año pasado.

Javier Hernández, presidente de la Acpes, manifestó que tras analizar la forma en que se aplicó la prueba a los primeros 30 colegios, han advertido que las tres personas que llegaron a los centros educativos, a hacer el proceso, no se han apegado a los criterios que están en el manual establecido por el Mined y han sido subjetivos a la hora de calificar los diferentes aspectos, entre ellos la infraestructura y la planificación didáctica.

Según datos que Educación publicó el 21 de febrero de 2014, en su sitio oficial en Internet, los primeros 30 colegios evaluados alcanzaron la calidad de acreditados.

Los que tuvieron notas entre 8.0 y 10 en la evaluación institucional tienen certificación para cinco años. Los que alcanzaron puntaje entre 6.5 a menos de 8 son acreditados con observación con certificación de tres años.

El proceso se lleva a cabo a la luz de lo que establece Ley General de Educación y es de carácter obligatorio. En este caso, está a cargo de la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas (UCA).

Si bien Hernández reconoce que ningún colegio quedó sin acreditación, sostuvo que "los evaluadores han querido colocar su punto de vista más allá del manual" y eso incide en las calificaciones.

De acuerdo con lo expuesto por el presidente de la Acpes, "el manual de acreditación dice que el maestro del aula debe presentar tres documentos: la jornalización, un plan de unidad y el plan de clases; (pero) los evaluadores en la parte subjetiva andan pidiendo la jornalización, el plan de unidad, el guión de clases y la carta didáctica".

El presidente de la Asociación aseguró que, debido a ello, plantearán a la Cartera de Estado que se cree una red de supervisores para verificar el trabajo de los evaluadores.

"Es una parte delicadísima, porque eso le cambia completamente la calificación a un colegio", insistió el dirigente de la Asociación, quien busca presentar estas observaciones a los titulares del Mined.

Desde la gremial de colegios también están preocupados ante el hecho de que no se les permite quedarse con una copia del cuestionario que les aplican los pares evaluadores durante las visitas.

"Es delicado también para nosotros el hecho de que al colegio se le sigue negando el derecho de que se quede con la copia o la imagen fotografiada o fotocopiada del mismo cuestionario que ha tenido que firmar el colegio después de haber sido llenado por el encuestador o evaluador", insistió Javier Hernández, al señalar que es un derecho que les asiste por ser instituciones legalmente constituidas.

Considera que si el proceso no tiene mala intención, no hay porqué negarles una copia del documento, sobre todo porque esto les permitiría cotejar si la información que ellos han brindado a los pares evaluadores y las notas que estos les asignan en cada criterio quedan registradas de igual forma en el sistema informático del Mined y del centro universitario.

Hernández declaró que, en estos momentos, ellos no tienen la seguridad de que la nota final que se les asigna por parte de Educación coincide con lo que les han calificado.

"Sentimos la desconfianza de que haya incidido negativamente en la calificación de algunos colegios, porque en el momento de la visita de los tres evaluadores hubo intercambios verbales. Incluso, hemos tenido informes de que, en algunos casos, los evaluadores han llegado hasta ser poco amables, poco constructivos y bastante prepotentes", explicó el dirigente de Acpes.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación