Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Tarjetas prepago

El 9 de abril colocan primeras máquinas

Los aparatos solo serán instaladas en los buses cuyos dueños sean accionistas de Sipago

El 9 de abril colocan primeras máquinas

El 9 de abril colocan primeras máquinas

El 9 de abril colocan primeras máquinas

El 9 de abril la empresa Subes de El Salvador empezará a colocar los aparatos validadores para utilizar la tarjeta prepago en el transporte público, informó Nelson García, titular del Viceministerio de Transporte (VMT).

Esta primera fase incluye 33 rutas que brindan el servicio entre Santa Tecla y la capital.

El funcionario dijo que los transportistas que no estén de acuerdo con la implementación del nuevo sistema de cobro saldrán de circulación inmediatamente, pues un decreto ejecutivo publicado en octubre de 2012 convirtió esta medida en obligatoria.

Sin embargo, existen gremiales que desde un inicio han estado en desacuerdo con la obligatoriedad de implementar este sistema de cobro, el cual es administrado por Subes El Salvador. Dicha empresa fue contratada por Sipago (formada por los ocho dirigentes transportistas).

Para entrar al proceso de la tarjeta prepago los transportistas tienen que haber comprado acciones en la Sipago.

Las gremiales que rechazan la exigencia del Viceministerio de Transportes son Acopatt y AEAS. Sus dirigentes han afirmado que pretenden implementar su propio modelo de prepago.

Tarjeta alternativa

Juan Pablo Dueñas, gerente financiero de la Ruta 29 Acopatt, aseguró que pretenden impulsar el proyecto "Bus Seguro", que contará con su propia tarjeta prepago denominada "Pago Bus".

Dueñas comentó que el cobro por el manejo de este sistema sería de un 7 % a diferencia de los 10.5 % que cobrará Subes de El Salvador. Sin embargo, no especificó la empresa que se encargaría de proveerles el sistema.

Se limitó a mencionar que con "Pago Bus" cobrarían solo 7 % de lo recaudado en el día y no el 10.5 % que cobrará Subes de El Salvador a los miembros de Sipago.

Actualmente "la mayoría de las unidades (que entrarán en el plan piloto del VMT) han pasado por las revisiones eléctricas. Obviamente, el que no lo quiera hacer no lo va hacer, pero debe entender que para operar (trabajar) sólo lo va hacer si tiene un sistema prepago", expresó el viceministro García.

Algunos transportistas en su momento argumentaron que para realizar las revisiones eléctricas, arreglo de tapicería y carrocería, necesitarían alrededor de 2 mil dólares. Para ello, esperaban que el Banco de Desarrollo de El Salvador (Bandesal) les otorgara un préstamo, pero esto aún no se ha concretado.

Luis Valencia, presidente de la Cámara Tecleña, expresó que todavía falta que algunos empresarios puedan acceder a este crédito.

"Se están viendo algunos aspectos, cómo hay que llenar algunos requisitos", dijo Valencia sin especificarlos.

Posponen fechas

A finales de diciembre de 2012, el gobierno publicó una entrevista con el titular del VMT en la página web de la presidencia. En ella se anunciaba que el nuevo sistema de cobro se iniciaría en enero, aunque esto no ocurrió. Luego dijeron que sería en abril.

El 19 de marzo el viceministro García explicó, durante una entrevista, que no será hasta el 9 de abril que se inicie la colocación de los validadores, los aparatos que sirven para leer las tarjetas prepago.

No obstante, dicha modalidad no funcionará sino hasta que se complemente la colocación de los mismos. García estimó que se tardarán entre 30 y 45 días.

Cuando se le señaló que falta una campaña masiva para explicar a los pasajeros cómo funcionaría este nuevo sistema, respondió que cuando se haya colocado todos los validadores darán más información.

Sin embargo, alrededor de la implementación de la prepago existen más dudas.

Valencia se pregunta si los transportistas deberán hacer un pago extra para colocar el "cableado" para la colocación de los validadores.

Añadió que otro de los inconvenientes es que existen por lo menos 12 unidades que ya están a punto de cumplir los 20 años de vida útil y a cuyos propietarios no se les ha indicado si deberán sacarlas de circulación o no.

Según la normativa de transporte, las unidades con más de 20 años de fabricación no pueden prestar el servicio de transporte colectivo.

Lo señalado por Valencia fue corroborado por Eduardo Villanueva, director de inversiones y negocios de Subes El Salvador durante una entrevista con El Diario de Hoy el 21 de enero.

Entonces afirmó que no consideraban "rentable" colocar validadores en unidades cuya vida útil está a punto de caducar.

No obstante, reconoció que si se empeñan en colocar las máquinas solamente en buses nuevos nunca se iniciará una verdadera modernización en el transporte colectivo. Por ello, Subes de El Salvador aceptó colocar los aparatos en las unidades que actualmente circulan.

Luego de colocar las máquinas lectoras de la prepago en las rutas d e buses y microbuses de Santa Tecla, estas se colocarán en las unidades del transporte de San Salvador.

Objeciones

Los transportistas están renuentes a instalar el nuevo sistema de tarjeta prepago ya que han cuestionado que por un decreto Ejecutivo emitido en octubre de 2012, esto sea obligatorio.

Los agremiados a la Asociación de Empresarios de Autobuses Salvadoreños (AEAS) son uno de los que discrepan con el proyecto debido que, a su juicio, se esta imponiendo medidas que no están estipuladas por el reglamente general de Tránsito, ni por le Ley General de Tránsito Terrestre y Seguridad Vial.

Sin lugar a dudas, los usuarios no tendrán más remedio que usar el nuevo sistema de pago del transporte colectivo. Esto pese a que hasta el momento hay más incertidumbres que certezas sobre cómo funcionará.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación