Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Abren a medias tramo de la Panamericana

El paso desde la Ceiba de Guadalupe hasta El Trébol fue habilitado parcialmente ayer porque aún faltan obras.

Frente a los centros comerciales aún continúan las obras en las incorporaciones laterales, falta también la señalización de la vía y colocación de vialetas solares. Fotos EDH / Mario amaya

Frente a los centros comerciales aún continúan las obras en las incorporaciones laterales, falta también la señalización de la vía y colocación de vialetas solares. Fotos EDH /...

Frente a los centros comerciales aún continúan las obras en las incorporaciones laterales, falta también la señalización de la vía y colocación de vialetas solares. Fotos EDH / Mario amaya

Después de más de una hora de espera, el presiente Mauricio Funes llegó ayer a inaugurar el tramo de la carretera Panamericana que comprende desde la Basílica de Guadalupe hasta la zona conocida como El Trébol, en Antiguo Cuscatlán.

El segmento vial fue habilitado parcialmente en vista de que aún quedaron obras pendientes.

Mientras comerciantes y habitantes de la zona esperaban por el presidente Funes para que la inaugurara, otros resintieron el cierre de las vías alternativas en tanto se desarrollaban los actos.

Algunas calles de acceso de Antiguo Cuscatlán lucieron congestionadas y el paso por el Redondel Roberto d'Aubuisson fue cerrado.

"Es cierto que hay todavía algunos trabajos complementarios a la vía que se continúan realizando", reconoció Funes en el tramo frente a Multiplaza.

Funes justificó la incomodidad de los conductores que han tenido que soportar los embotellamientos en la zona. "Es imposible pensar que no iba a generar problemas", admitió.

"La decisión de intervenir justamente este tramo de la carretera Panamericana desde las instalaciones del Cifco hasta Las Delicias requería coraje, porque sabíamos que iba a provocar incomodidades como cuando trabajamos en Los Chorros, y ahora ya nadie se acuerda de esas incomodidades", añadió el presidente.

Pero mucha gente resiente que la obra se hizo simultáneamente con las del Sitramss, causando caos y desorden vehicular en la capital y la periferia.

De acuerdo con el mandatario, la utilidad de la carretera ya había vencido y ameritaba una intervención completa por parte del Ministerio de Obras Públicas.

"Hubo una presión para abrir el tramo por ser una zona (comercial) estratégica durante la temporada navideña", explicó.

A pesar de que el tramo fue inaugurado por la mañana, los beneficios de paso no fueron inmediatos, ya que aún por la tarde los barriles que obstaculizaban el tráfico se encontraban en el lugar y el paso no había sido abierto en su totalidad a los particulares a la altura de los centros comerciales. Además solamente uno de los carriles fue habilitado hasta El Trébol.

Aunque el paso estará abierto sobre este tramo todavía hay restricciones en los accesos laterales. Actualmente se realizan obras en esos retornos hacia San Salvador. Sin embargo, los otros carriles están aptos para su uso.

En este tramo aún quedan pendientes obras como rampas de incorporación, algunos pozos que corresponden a telefonías y servicios donde se están haciendo ajustes.

Según Eliud Ayala, director del Fovial, aunque el concreto ya está colocado, en algunas zonas aún está por adquirir la resistencia final. Específicamente el sector de Casa Presidencial, donde aún deben colocar tramos pequeños de concreto.

"Aunque va a estar abierto y entregado hay muchas normas de calidad que revisar acá. Tenemos que terminar todos esos procesos para poder trabajar en el carril de regreso", afirmó Ayala.

El ministro de Obras Públicas, Gerson Martínez, añadió que en las próximas semanas se pasará a señalizar la carretera con el fin de hacerla más segura.

Además de ello, los salvadoreños tendrán que esperar unos días más para poder transitar libremente por toda a la vía. De acuerdo con Ayala, no será hasta la primera quincena de enero que se entregará el ciento por ciento de los trabajos comprendidos en 7.5 kilómetros de vía desde San Salvador hacia Santa Tecla.

Las obras en los carriles de retorno se ejecutarán en el primer trimestre del próximo año, aunque no especificó la fecha. "Todavía estamos evaluándolo", dijo Ayala.

Los trabajos

Las obras realizadas en la carretera consisten en tareas como remoción de la carpeta existente y vencida (el material removido es usado de base en la carretera en construcción), colocación de base de la nueva carretera, colocación de una nueva capa de concreto, mejoramiento de las estructuras actuales y reparación de al menos tres cárcavas en la zona.

En esta carretera han sido colocados sensores electrónicos que van a ir midiendo la fatiga del concreto; el diseño de esta carretera prevé una duración de 25 años mínimo.

El costo de esta obra es de 17 millones de dólares y comenzó su construcción a mediados de septiembre.

De acuerdo con las autoridades, la obra tiene un 80 por ciento de avance.

Restricción de tráfico

Actualmente el tramo que falta comprende de El Trébol hasta el ITCA. Aquí también hay restricciones de tráfico.

A la altura del Maya Country Club el flujo de vehículos se encuentra utilizando el carril contrario de occidente a oriente.

Además frente al Liceo Francés han sido habilitados dos carriles para poder tener acceso hasta Santa Tecla.

La Avenida Chiltiupán, el redondel del Platillo, el Trébol y el exbulevar Diego de Holguín son algunas de las rutas alternativas que pueden utilizar los automovilistas.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación