Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

733 operaciones pospuestas en dos meses en el Bloom

Falla del aire acondicionado afectó las cirugías entre el 9 de abril y el 5 de junio

Cirugías especializadas pospuestas

En dos meses, entre el 9 de mayo y el 5 de junio de este año, en el hospital Bloom se pospusieron 733 cirugías de nueve especialidades, la... | Foto por Tomadas de Internet

Un empleado coloca el aire acondicionado en el Quirófano 1 del hospital Benjamín Bloom. La Fundación Alba donó el equipo.

En dos meses, entre el 9 de mayo y el 5 de junio de este año, en el hospital Bloom se pospusieron 733 cirugías de nueve especialidades. La cifra no incluye las del área de Neurocirugía, de acuerdo con los datos proporcionados a través de la Oficina de Información y Respuesta del Minsal.

En ese lapso, el aire acondicionado central del establecimiento de salud sufrió desperfectos y afectó los quirófanos del segundo nivel y los de la sala de Emergencias y las intervenciones quirúrgicas programadas.

De acuerdo con el informe de la OIR, en ese lapso quedaron pendientes de ser operados 171 niños con problemas oftalmológicas, 160 de Cirugía General, 136 de Otorrinolaringología, 81 de Cirugía Plástica, 60 de Ortopedia, 52 de Urología, 30 de Cirugía Cardiovascular, 27 de Cirugía Neonatal, 14 de Maxilofacial y dos de Cirugía Oncológica. Los datos de Neurocirugía no fueron entregados.

Las autoridades han tratado de minimizar el problema. A través de la OIR, expresaron que entre el 9 de mayo y el 5 de junio de 2015 “la falta de aire acondicionado no fue un factor determinante para la reprogramación de las operaciones, ya que se implementó un plan de medidas para tal fin”.

Pero cirujanos y representantes del Sindicato de Trabajadores del Hospital Bloom (Sithbloom) denunciaron, en diversas ocasiones, la suspensión de las operaciones programadas por la falta de los aires acondicionados.

Padres de familia del área de Neurocirugía también hicieron pública la problemática y la angustia que vivían por el riesgo de que la salud de sus hijos se deteriorara.

El 8 de abril de 2015, el jefe del departamento de Mantenimiento del Bloom envió un memorándum al director, Álvaro Hugo Salgado, con el asunto: “Informe sobre Falla de Aires Acondicionados en Quirófanos”.

En el documento se lee: “Los equipos de aire acondicionado que climatizan los quirófanos han presentado falla en el funcionamiento de los compresores, afectando parcialmente las áreas que se climatizan con los chillers...”.

En la segunda semana de mayo, un cirujano que pidió omitir su nombre por temor a represalias dijo: “Todo está parado en el hospital, hay un solo quirófano en el día (funcionando), muchas cirugías se han suspendido y hay muchos niños que lo necesitan”.

Otro especialista expresó: “Yo programo las cirugías, pero las suspenden; el problema es enfermería, como ellas (enfermeras) están todo el día, no quieren estar ahí aguantando el calor. Como uno entra una o dos horas y ya sale, pero ellas ahí pasan todo el día; además es un riesgo de infección para el paciente”.

El aire acondicionado comenzó a fallar el año pasado, pero fue a inicios de abril cuando colapso, declararon empleados del Bloom.

Las autoridades del centro infantil, según el informe entregado, atribuyen la suspensión de los procedimientos a diversas causas, entre las que mencionaron que los pacientes no pudieron ser localizados, que estaban enfermos, que no se presentaron, que resolvieron su problema quirúrgico por su cuenta y debido a complicaciones con los exámenes médicos.

Aída González , una madre de familia, tras ver cómo la salud de su hijo con un tumor cerebral se deterioraba y la fecha para la operación siempre era atrasada, decidió sacarlo del Bloom y operarlo en un centro privado, el pasado 24 de mayo.

“El 23 de marzo, después de la resonancia, nos dicen que había que programar esa cirugía urgente; pero al mismo tiempo nos manifiestan que no hay quirófanos, que mi hijo no podía ser operado (en ese momento”, expresó González.

En mayo, las autoridades del Bloom, por medio de la OIR, detallaron que entre el 9 y el 30 de abril se pospusieron 215 cirugías por el problema de los aires acondicionados.
La Constitución de la República, en su artículo 65, establece que “la salud de los habitantes de la República constituye un bien público. El Estado y las personas están obligados a velar por su conservación y restablecimiento”.

Por su parte, la Ley de Protección Integral de la Niñez y Adolescencia (Lepina) contempla varios artículos encaminados a asegurar la atención de los infantes.

El artículo 21 reza: “El Estado debe garantizar este derecho mediante el desarrollo de las políticas públicas y programas que sean necesarios para asegurar la salud integral de la niñez y adolescencia. En todo caso, la ausencia de políticas o programas de salud no exime de la responsabilidad estatal de atención que sea requerida en forma individualizada para cualquier niña, niño o adolescente”.

El artículo 22, sobre la gratuidad de los servicios, en uno de sus párrafos establece que “cuando no resulte posible el acceso de las niñas, niños o adolescentes a la atención y los servicios del sistema público de salud o éste no cuente con los medios idóneos, el Órgano Ejecutivo en el ramo de Salud Pública y Asistencia Social, en el marco del Sistema Nacional de Salud, deberá coordinar esfuerzos con los miembros y colaboradores del mismo, así como con instituciones nacionales e internacionales públicas o privadas para preservar la salud de las niñas, niños y adolescentes que lo requieran”.

En el mismo artículo se contempla: “En ningún caso se podrá negar la atención médica so pretexto de la ausencia del representante legal, la falta de cupo o recursos y las consideraciones técnicas de la atención”.

Pero durante el tiempo que hubo problemas en el Bloom, ninguna institución que vela por los derechos de los niños ni por la salud de los salvadoreños se pronunció públicamente.

Una jornada de Cirugía de Ortopedia para operar sobre todo pacientes con daño en la columna, financiada por un organismo internacional, fue suspendida por esa causa.
Cada día, en el Bloom se programan unas 30 intervenciones quirúrgicas; en el lapso que fallaron los aires se operó en los quirófanos de la Emergencia, de la Unidad de Niños Quemados, de la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales y en el nuevo hospital de Maternidad.

El 8 de junio de este año, las labores en los quirófanos volvieron a la normalidad. El 5 de junio, la jefa del Centro Quirúrgico informó al jefe de la División Quirúrgica, mediante un memorándum: “Por este medio le notifico que a partir del día lunes 8 de junio del presente año, se iniciará con la programación normal en los quirófanos”.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación