Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

1,200 personas se quedan sin recibir consulta

El director, Mauricio Ventura, dice que él no renunciará. Quienes deben irse son los médicos, afirma

Cientos de pacientes esperan atención en la Consulta Externa del Rosales. Fotos EDH / ericka chávez.

Cientos de pacientes esperan atención en la Consulta Externa del Rosales. Fotos EDH / ericka chávez.

Cientos de pacientes esperan atención en la Consulta Externa del Rosales. Fotos EDH / ericka chávez.

En tres días de protestas impulsadas por los médicos del hospital Nacional Rosales, 1,201 personas se quedaron sin recibir su consulta y solo se realizaron 19 operaciones. Ayer se cumplió el cuarto día de reducción de labores en ese centro.

En el establecimiento, al día se programan 30 cirugías, pero los especialistas solo están interviniendo quirúrgicamente los casos de cáncer y aquellos en los que hay una amenaza a la vida.

En ese periodo se programaron 2,818 citas, pero no todos los pacientes han llegado al hospital. María Ayala, de 69 años, es una de las pacientes afectadas. Ella tenía el control de una operación que le practicaron hace un mes, pero en lugar de la consulta, recibió una nueva cita.

Salió antes de las 6:00 de la mañana de la casa de su hija, ubicada en la comunidad Atonal, en San Salvador, desde ahí caminó hasta el Rosales, porque dice que no tiene dinero para el pasaje.

"Como no ha venido el doctor no me van a atender", comentó la señora, quien prefiere no opinar sobre la protesta porque dice que le puede caer mal a los médicos.

A la par de María se encontraba Roxana Abarca, ella llevó a su madre para la consulta con el coloproctólogo, pero tampoco la atendieron. Un día antes le ocurrió lo mismo con el neurólogo.

"Demasiado lo hacen gastar a uno, ella no puede andar en el autobús, tenemos que pagar taxi para que la traigan", expresó Abarca.

La cita con el neurólogo se la reprogramaron para el 25 de septiembre. El temor de Abarca es que si las protestas no terminan, no las vuelvan a atender.

La reducción de labores en la consulta y las cirugías arrancó el martes, los médicos piden la destitución del director, Mauricio Ventura, lo acusan de ser prepotente e incapaz de resolver los problemas del hospital.

El último de los conflictos se generó tras los descuentos aplicados a los médicos por no registrar su asistencia a través del reloj biométrico.

El miércoles, el director del Rosales denunció a 40 médicos que participan en la protesta ante la Fiscalía General de la República (FGR).

Los especialistas declararon a Ventura "enemigo y traidor del gremio médico" el jueves, pero, además, lo demandarán ante la FGR por actos arbitrarios y abuso de autoridad.

Tras una asamblea, los médicos se mantienen firmes en continuar con la reducción de labores hasta que destituyan al director.

Anunciaron que el martes cerrarán completamente la consulta externa, que colocarán rótulos para que los pacientes que se sientan mal se vayan a la Emergencia.

"Ya no vamos a hacer selección, el que sienta que su salud está más delicada, que vaya directamente a la emergencia", acotó Canizález.

Ayer se atendieron las consultas de Hematooncología, Nefrología y Cardiología, porque son pacientes delicados. Se está operando a quienes tienen cáncer y a otros pacientes de riesgo, expresó Rodolfo Canizález, miembro del sindicato.

"Nosotros estamos con nuestra lucha para que el director sea removido por parte de las autoridades del Minsal, a pesar que ya habían dado su palabra, no ha habido ningún tipo de comunicación con ellos", agregó Canizález.

Ayer, los médicos sostuvieron una reunión con personal de la Procuraduría de Derechos Humanos, quienes se comprometieron a hablar con el viceministro de Servicios de Salud e investigar las denuncias hechas, aseveró Alcides Gómez, del sindicato.

El director expresó que él no renunciará a su cargo porque está haciendo bien su trabajo y sí hay mejoras.

"Yo no voy a renunciar, no tengo porqué renunciar, porque he hecho bien mi trabajo, creo que los que deberían renunciar son ellos, porque ellos sí le hacen un gran daño al hospital", acotó Ventura. El director agregó que ayer más médicos dieron la consulta. Según sus datos, se atendió por completo a los pacientes de Cardiología, Gastroenterología, Reumatología, Dermatología y Nefrología.

El viceministro de Políticas Sectoriales expresó ayer, en una radio, que "la razón de fondo de las protestas en el hospital Rosales es porque hay resistencia a someterse al sistema biométrico".

Espinoza agregó: "No le veo razón a una huelga por control de asistencia al centro de trabajo".

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación