Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

las Cartas de Paolo Lüers

Carta número mil

Estimados lectores:

1000 cartas. 6 años + 5 1/2 meses. 3 presidentes. Escribí críticas duras a Tony Saca, Mauricio Funes y Salvador Sánchez Cerén. Sólo Tony Saca me contestó, me invitó a tomar Whisky y a debatir - y hablamos sin pelos en la lengua. El hombre que hizo de la compra de voluntades un arte, nunca me hizo ni la insinuación de una oferta indecente. Tampoco me tomó mal la franqueza ni las críticas. Funes recibió docenas de cartas y las contestó con insultos. Sánchez Cerén simplemente no reacciona.

Tres alcaldes capitalinos. Doña Violeta, como su comandante en jefe, nunca reaccionó. Con Norman me hice amigo, criticándolo y discutiendo con él. Bukele, emulando su modelo Funes, me echó encima a su papá y la legión de p... - disculpen: trolls. Gobernar en las redes sociales: grandes promesas & grandes insultos.

No todos los del Frente son tan sensibles o mudos ante la crítica. Lorena Peña, a la cual le cayeron cartas duras, nunca rompió el diálogo: Sabe contestar con palabras duras, pero nunca hirientes. Y muchos ex-combatientes me felicitan por "joder" a los "comanches".

Los que evaden las críticas tildando al mensajero de traidor, pluma pagada (y otros insultos que no voy a mandar a imprimir) son muchos y hablan fuertes - pero son una minoría. Son víctimas y victimarios de una cultura política que se niega a abrirse hacía una creciente cultura cívica de diálogo, donde la crítica es normal y el insulto y la difamación son obsoletos. Las cartas me han ganando muchos enemigos y muchos amigos, pero incomparablemente más son los ciudadanos reflexivos que no están de acuerdo con muchas de mis posiciones, pero sí con el derecho y la necesidad de expresarlas.

1000 cartas, 6 años de crisis económica, explosiones de violencia, mal gobierno, oposición pusilánime - todos esto se refleja en las 1000 cartas. Pero también el coraje cívico, el compromiso social, la creatividad que nacen en tiempos adversos.

Saludos, Paolo Lüers