Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

las Cartas de Paolo Lüers

Carta a los pecenistas y otros que votaron por Tony Saca

Estimados amigos:

Les voy a decir lo mismo que fui a decir a la gente del PCN en San Vicente, quienes me invitaron el miércoles pasado a su asamblea general. La convocaron para decidir qué hacían en la segunda ronda electoral, y les dije: La primera ronda fue entre partidos, y cada uno votó por sus colores, por su partido. Y los que no tienen partido, no votaron. En la segunda ronda es diferente: No se trata de dos partidos, sino del futuro del país. Hay que decidir entre dos visiones del país y de su futuro.

Ustedes no tienen por qué defender a ARENA o a Norman, pero sí a su país. Ustedes saben por qué están en otro partido diferente a ARENA - y que van a competir con ARENA en 2015 por alcaldías y diputaciones. Ustedes siempre han tenido diferencias con ARENA y las van a tener mañana. Yo también. Pero esto, el próximo 9 de marzo, no importa. Las diferencias que ustedes pueden tener conmigo o con Norman, el 9 de marzo no cuentan, porque está en juego algo más grande: el sistema democrático y de libertades. Está en juego la libertad de seguir teniendo diferencias - y de expresarlas. Y de organizarse y luchar por sus intereses y sus ideas. Están en juego las reglas básicas de la democracia que hemos adoptado, todos juntos, con los Acuerdos de Paz: la libertad de expresión y de prensa; la libertad de organizarse; la libre empresa, y la independencia de las instituciones de control del poder, como la Fiscalía, la Corte Suprema de Justicia, la Sala de lo Constitucional, la Corte de Cuentas, el Tribunal Electoral.

Yo tengo diferencias con ustedes sobre muchas de las sentencias de la Sala, pero coincidimos que hay que evitar que un solo partido controle todas las instituciones. La izquierda ha suprimido la independencia del sistema judicial y la libertad empresarial en Venezuela, en Cuba, en Ecuador, en Nicaragua - y lo ha tratado de hacer en El Salvador. Encima de todas las diferencias que tenemos entre nosotros y cada uno con ARENA, defender nuestra democracia es una tarea común. Luego volvemos a competir y a debatir.

El 9 de marzo, hay que defender una causa común, a pesar de toda la crítica que tenemos a ARENA. A pesar de que tal vez no nos satisface el candidato o cada punto de su programa. A pesar de la mala campaña que ha hecho ARENA. Pero Norman ganó las semifinales y ahora, en la gran final del 9 de marzo, representa a las fuerzas que quieren preservar y perfeccionar el sistema democrático.

Este es el mensaje que dejé a los 350 pecenistas que llegaron a la asamblea de San Vicente, para decidir una línea única y clara para la segunda ronda. Para mi, fue una sorpresa la apertura, la tolerancia y el ánimo positivo con que me recibieron. Si hubiera tiempo, con gusto iría a cada uno de los departamentos para sostener la misma discusión franca y constructiva, basada en el reconocimiento de nuestras diferencias y en la identificación de coincidencias. Estamos fortaleciendo el pluralismo y la tolerancia, en el momento en que el país lo necesita con urgencia.

Yo salí de San Vicente con renovado optimismo. La derecha salvadoreña no es tan dividida como el Frente y algunos dirigentes de una supuesta "nueva derecha" quisieran. La derecha salvadoreña consolida su carácter plural y su unidad a la hora de defender el sistema de libertades. Y como si fuera poco, aplica la misma apertura interna también frente a personas como yo o Facundo o los hermanos Samayoa, quienes representamos una izquierda democrática igualmente comprometida con la defensa de este sistema.

Escribo esta carta para hacer extensiva esta experiencia de San Vicente a todos los que votaron por Unidad. Tienen una opción clara en la segunda ronda, sin abandonar su identidad o su dignidad. Igual que todos en la primera ronda, en el enfrentamiento de los votos duros, se abstuvieron.

Saludos, Paolo Lüers