Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Carta al hombre del maletín tricolor

Estimado fantasma:

Por insistencia de Sociedad Civil y sus trols voy a escribirle a usted, "el hombre del maletín tricolor", como lo han bautizado en este sótano cibernético de la campaña electoral. Confieso que me sigue costando imaginarme que alguien con maletín lleno de pisto camine por las veredas de los pueblitos donde últimamente la gente está desertando de las filas de Tony Saca. Porque me imagino que a estas deserciones de gente del PCN y de GANA se refieren cuando hablan de que ahora ARENA está mandando al hombre del maletín...

Para que en Sociedad Civil puedan dedicarse a cosas más importantes y dejar de mandarme el mismo mensaje todos los días: "@sociedadcivilsv: Aún esperamos que @paololuers escriba la carta al hombre del maletín tricolor... ¿Le dará permiso su partido?", aquí, ante tanta insistencia, la carta que pidieron: Hombre del maletín tricolor, ¡no se atreva a materializar en nuestra escena política! No toleraremos hombres de maletines, no importando el color. En la oscuridad donde se mueve la corrupción todos los gatos son grises y todas las maletas son negras y apestan. Dejen este oficio a los dos compradores ya establecidos: Casa Presidencial y aquel que lo ocupó antes y sueña con volver. Ellos ya se condenaron al hundimiento con sus maletines...

Cualquiera en ARENA (y también en el FMLN) que siente la tentación de entrar en esta competencia, que lo piense mil veces. Todos sabemos que estas tentaciones existen. Lamentablemente, también el pisto; y las leyes flojas que no exigen transparencia a los partidos...

Espero que en los dos partidos grandes prevalezca, si no la decencia, por lo menos la razón: Hoy es cuando estos partidos pueden derrotar, de una vez por todas, las aberraciones y perversiones que han afectado tanto a la izquierda como a la derecha. Hoy, en esta campaña, pueden comprobar que los fenómenos políticos de Saca (en la derecha) y Funes (en la izquierda) fueron nada más accidentes de la historia. Y no, como ellos quisieran, el primer capítulo de nuestro futuro...

Ustedes, los hombres de los maletines negros, existen en todos los partidos. Pero ojo: Los dos partidos institucionales pueden tener vida más allá del populismo y la corrupción que se han incrustado en sus estructuras como un cáncer. Los dos partidos, si se cuidan de este cáncer, tendrán vida aunque pierdan las elecciones. Pueden renovarse, reformarse, redefinirse. Ojalá que ambos partidos entiendan que para derrotar la opción mafiosa que amenaza nuestro sistema político, no es suficiente derrotar a GANA — también tienen que derrotar la corrupción en sus propias filas —. O sea, eliminar a los hombres de los maletines de todos los colores. Esto es lo que la ciudadanía exige.

Así que, ustedes, compradores de voluntades de todos los colores, mejor guarden sus maletines. Estas elecciones no se van a ganar comprando voluntades. Y entre los dos partidos ganará el que con más claridad proyecte esto.

Así que, señor del maletín tricolor, si existe y quiere intervenir, le digo que llegó tarde: la competencia ya se cagó en este negocio. Ya es inviable.

Saludos, Paolo Lüers