Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Carta al gabinete de gobierno

Estimados ministros:

Iba a decir: Carta al nuevo gabinete de gobierno, aunque todavía está por verse si esta vez la izquierda salvadoreña conforma un gabinete, un consejo de ministros, que discute, analiza y toma decisiones. Funes no lo hizo, gobernó sin consejo de ministros, de manera improvisada y atomizada, y este es parte de su fracaso.

Ojalá que el Frente, gobernando solo, logra superar esta deficiencia.

Les voy a señalar las cosas que veo positivas en la presentación que Salvador Sánchez Cerén hizo el miércoles de su futuro gobierno. Primero que en varias ocasiones se rió frente a las cámaras. Luego de 5 años de ver la cara amargada, tensa y hostil de Mauricio Funes, un verdadero alivio.

Luego el nombramiento de Carlos Canjura para dirigir el ministerio de Educación. Luego de 5 años de no tener ministro de tiempo completo, Educación necesitaba con urgencia que llegara alguien con voluntad y capacidad de entender y resolver los graves problemas de la calidad de educación en nuestro país. Quien mejor para esto que el hombre que contra viento y marea y con terquedad y creatividad llevó a cabo en la U el programa de matemáticas para niños talentosos. Felicito al presidente electo de haber escogido para Educación el mejor hombre.

Otra buena noticia: se va Perdomo de Seguridad, con lo cual se abre la oportunidad de reparar el daño que este ministro hizo al proceso de pacificación. Las nuevas autoridades (aún incompletas, porque falta definir puestos claves como los directores de la PNC, Academia de Seguridad Pública, Centros Penales, e Inteligencia) tienen que definir con claridad el rol del Estado en este complejo proceso de paz. Ojalá que no se logre imponer el grupo que está presionado a que Zaida Navas asuma algún cargo alto en Seguridad. Sería la receta perfecta de destruir a la PNC...

Me causa alivio que el rumor que en persona de Luz Estrella Rodríguez el grupo Alba iba a tomar control de PROESA, la agencia a cargo de captar inversiones internacionales. Bueno, pero con esto ya llego al párrafo de los sustos: ¿Qué va a hacer Luz Estrella Rodríguez de Alba Petróleos como viceministra de Economía? ¿y por qué no nos calman los nervios de una sola vez nombrando a un profesional competente en PROESA?

Discutiendo la permanencia de Carlos Cáceres en Hacienda, un amigo me dijo: "Por lo menos no nombraron a un cuadro de partido. Imagínate que hubieran puesto a Salvador Arias.." Bueno, asustando con Arias cualquier otro parece preferible. Pero no idóneo. ¿Y no es Cáceres el que causó el desmadre en que están las finanzas públicas?

Ya hablando de quejas: ¿Realmente esperan que Violeta Menjívar tenga la visión, la capacidad y la calidad humana para hacerse cargo de una reforma de salud? El problema es que entre los cientos de médicos más capacitados que hay para este cargo no hay nadie que al mismo tiempo es soldado del partido que no cuestiona órdenes?

¿Y cómo vamos a digerir que al frente del VMT quedará el mismo Nelson García que logró convertir un proyecto tan bueno como el del Metrobús en una receta que llevará al infarto no solo el transporte público sino también al tráfico vehicular en general en el eje entre Soyapango y San Salvador?

Al gabinete entero, a pesar de mis dudas, le quiero decir que tienen la oportunidad (y el deber) de reparar los daños que el mal gobierno de Funes ha causado - y esto solo será posible si asumen como conjunto de profesionales, como consejo de ministros.

Les desea suerte y éxito Paolo Lüers