Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

las Cartas de Paolo Lüers

Carta a Cristina López: ¡Corra, diputada, corra!

Estimada Cristina:

No entiendo el desmadre que se ha armado por tu viaje al XXVI Campeonato Centroamericano Mayor de Atletismo –y si te han pagado viáticos. Es el colmo de mezquindad– y el colmo también de politizar cualquier cosa, por ejemplo el deporte.

Para decirlo de un solo: Yo no hubiera tenido ningún reparo si la Junta Directiva te hubiera pagado viáticos para ir al Campeonato. Me vale madre si los $1,000 que te han dado vienen de la "caja chica" de la presidencia, si te lo dio doña Lorena, o si es viático oficial.

Dicen que no vas en misión oficial de la Asamblea. ¿Y por qué no? ¿Acaso no sería simpático que vos corrás (¿o se dice marchás) representando la Asamblea Legislativa? ¿Acaso no es un orgullo que ahora la Asamblea tenga, por primera vez, una campeona de marcha? Para mi es un orgullo, igual como tener, también por primera vez, una diputada embarazada, Mayté Iraheta.

Por supuesto que vas a competir no solo como salvadoreña, sino como diputada. Claro que para la Asamblea –y para el país– es ganancia que las cámaras van a seguir no solo a una marchista, sino a una marchista diputada. Claro que vas a correr por la Asamblea.

Si Lorena Peña se pasó encima de la mezquindad, de la envidia y de la burocracia para darte los viáticos, para que representés a la Asamblea en Managua, no es ningún abuso: hizo lo correcto y mostró que ella, aparte de cuadro cuadrado del Frente, es gente. Y si no es cierto (porque a esta altura nadie sabe si te dieron los viáticos y de qué fondo), debería hacerlo, muy a pesar de todos los reclamos en la Asamblea y en las redes sociales. Es más, ella debería mandar a hacerte una camiseta con el logo de la Asamblea, para que en Managua todo el mundo vea que ahí corre (marcha) una diputada salvadoreña.

Con tantas babosadas en las cuales gasta la Asamblea (banquetes, recepciones, regalos, propaganda…), y que nadie reclama en serio, esta sí sería una buena inversión en la imagen de nuestra Asamblea.

¿Y no todo el mundo sabía que vos sos deportista – y que ibas a seguir compitiendo? Por eso un montón de gente votó por vos. Yo no, te confieso, pero a esta altura ya me arrepiento. ¿Y no queríamos tener ciudadanos, gente normal, en la Asamblea? Una política menos… igual que Juan Valiente.

Me indigna la mezquindad que se expresó en estos días, en esta discusión absurda sobre tus viáticos. Espero que con todo esto no te dejés desanimar. Espero que ganés una medalla y la llevés colgada, con todo orgullo, en la próxima plenaria.

Corra, Cristina, ¡corra!, por tu país, por la Asamblea, por una nueva imagen de nuestra Asamblea. Suerte y éxitos te desea Paolo Lüers