Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Carta a la Comisión Política de la Asamblea Legislativa: Si hay que hacer el show, ¡hagámoslo bien!

Estimados padres de la patria:

En 2012, cuando también había que elegir Fiscal General, y cuando también había medio batallón de aspirantes, la Asamblea Legislativa creó una comisión con el rimbombante nombre “Agenda País”, para definir dos cosas: el rumbo del país y el Fiscal General idóneo.

Bueno, ya sabemos qué pasó: ni encontraron rumbo al país, ni Fiscal General idóneo. 

Imagínense, una comisión con el nombre “Agenda País”, y lo único que parió fue… Luis Martínez.

Con fecha del 27 de septiembre 2012, yo me tomé la libertad de dirigirle una carta a esta comisión, haciéndole una propuesta un poco inusual de cómo proceder con la elección del Fiscal General. Por supuesto no me hicieron caso, y miren en qué lío nos metieron, nombrando a Luis Martínez.

Aquí la carta a la Comisión “Agenda de País”, del 27 de septiembre 2012:

     

Estimados diputados:

Tamaño nombre que se han puesto ustedes: “Agenda de País”. Suena bien serio y ambicioso: arreglar al país; dar rumbo al país; supeditar todo al interés del país... ¡Y no logran elegir Fiscal General! Ni siquiera han intentado a iniciar un debate serio sobre las deficiencias de la Fiscalía y sobre las reformas necesarias para que pueda cumplir su misión. Reprobados.

Como ustedes se entramparon, ya hablan nuevamente de llevar el problema a Casa Presidencial, a ver si ahí lo solucionen: ¡qué declaración de bancarrota! 

Para ahorrarse la ahuevada de otra vez pedirle al presidente que resuelva el problema de la Asamblea, les propongo otro mecanismo más efectivo, y seguramente más transparente: En vez de celebrar otras 19 reuniones a puerta cerrada en Casa Presidencial (Nota: referencia a las 19 reuniones en Casa Presidencial para elegir a 5 magistrados de la Corte Suprema de Justicia, en 2009, entre ellos los “4 magníficos”), simplemente adopten el mecanismo de La Academia de México. Sí, de la academia musical... 

No estoy diciendo que pongan a los 5 finalistas a cantar, pero sí que hagan 4 eventos públicos y televisados: En vez de cantar y bailar, en cada evento los 5 candidatos a fiscal tendrán oportunidad de dar una charla magistral sobre temas trascendentales del país. 

Por ejemplo: El principio de la independencia de los Órganos del Estado; las reformas que necesita la Fiscalía; la problemática de los testigos “criteriados”; ¿cómo erradicar la impunidad?; crimen organizado, corrupción y lavado de dinero... Cada uno escoge su tema libremente y tendrá el mismo tiempo para exponer. Digamos 15 minutos cada uno. Luego se someterá a preguntas del jurado, que serán ustedes los miembros de la Comisión Agenda de País. Todo esto en televisión y en vivo. Al final de cada reality show uno de los finalistas queda eliminado y va a su casa. Igual que en La Academia.  

¿Quién decide sobre las expulsiones? El público, por supuesto. Nosotros, los ciudadanos. Igual que en La Academia. Cada uno de ustedes le da notas a cada uno de los finalistas, igual que en La Academia. Pero el ciudadano televidente decide con su voto, vía llamadas o mensajes telefónicas. Igual que en La Academia. Y con cuatro eventos, que perfectamente las pueden celebrar dentro de una sola semana, tendríamos Fiscal General. Last man standing...

Espero que tomen en cuenta mi propuesta. Es más: me ofrezco de moderador, junto con Luciana Sandoval.

Mejor un buen show público que otra farsa a espaldas de la ciudadanía.

Saludos, Paolo Lüers

        . . . . . .

Sostengo la propuesta. Sobre todo las audiencias públicas y televisadas. Tal vez no la votación pública. Que voten los 84 diputados. Pero que haya audiencias públicas, tema por tema, con ponencias de los “finalistas” e interrogatorios profundos por parte de los diputados. 

También sostengo mi ofrecimiento de servir de moderador. Si Luciana no quiere, pregunten a mi amiga Marce Santamaría, la de “Top Chef”. Yo encantado…

Ustedes reduzcan a la lista de 73 candidatos a algo manejable, entre 5 y 10, y Marce y yo nos haremos cargo del resto. 

Para confirmar o coordinar, ya saben adónde encontrarme: en La Ventana, sirviendo tragos. Y gracias por no inventarse otra comisión pajera como “Agenda País” o “Juntos Buscando Rumbo”…

Saludos, Paolo Lüers