Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Carta a la ciudadanía: La caja de Pandora, una vez abierta, ya no se cierra

No todo es negro. También han pasado cosas buenas en El Salvador en este año que estamos por despedir. Poco se ha escrito sobre estas noticias buenas. Tal vez en estas vacaciones de Navidad y fin de año, siempre un poco reflexivas, es el momento para hacerlo.

Hemos avanzado sustancialmente en términos de transparencia - y por tanto en la lucha contra la corrupción. Este año, la Ley de Acceso a la Información Pública ha comenzado a funcionar como instrumento de la ciudadanía. Es un verdadero empoderamiento: de repente todos sabemos que podemos conocer lo que antes estaba oculto (y ocultado) sobre cómo los funcionarios han manejado los fondos - y estamos haciendo uso de este derecho. Hoy todos sabemos más sobre la corrupción que al principio del año. 

Resultado: Hay un movimiento ciudadano que exige la creación de una Comisión Internacional contra la Impunidad, parecida a la CICIG que en Guatemala ha llevado al destape de la corrupción gubernamental. En consecuencia, unos de los partidos grandes se ha visto obligado a respaldar esta exigencia ciudadana, y la comunidad internacional ha reaccionado ofreciendo sus buenos oficios y sus buenos dólares para instalar una CICIES. 

Sin embargo, una Comisión de este tipo no se puede instalar contra la voluntad del gobierno - y el gobierno del FMLN la ha vetado. Pero la necesidad de combatir la corrupción y la impunidad es tan imponente, que en la sociedad se abrieron otros canales para que esta lucha pueda avanzar. Uno de estos canales se abre en el sistema judicial, que en forma de la Sección Probidad abrió una especie de CICIG casera, investigando, transparentado los casos de enriquecimiento ilícito de los funcionarios y ex-funcionarios de alto nivel. 

El otro canal de la lucha contra la corrupción que se abrió con sorprendente fuerza es la presión popular sobre la elección del Fiscal General de La República, que ya logró frustrar la conspiración de los corruptos de todos los partidos a reelegir al ex-fiscal Luis Martínez. Resultado de esta presión ciudadana por la elección de un Fiscal independiente y comprometido con la lucha contra la corrupción, en ambos partidos grandes se han abierto debates públicos que rompen el control de las cúpulas. Esto es otra noticia buena que se ha dado este año.

Tal vez el FMLN logre vetar, unos años más, la instalación de una CICIES, pero ya no tiene capacidad de parar el combate a la corrupción. La Corte Suprema de Justicia, la Sección Probidad, la nueva Sala de lo Contencioso, y obviamente la Sala de lo Constitucional, no permitirán que el gobierno vuelva a cerrar la caja de Pandora abierta por esta nueva sed de transparencia que se ha despertado en la ciudadanía. En su momento lo señalamos algunos: promoviendo el juicio político contra Paco Flores, Funes está abriendo una caja de Pandora de la cual van a salir todos los pecados propios y de sus amigos…. 

Y cabal: Hoy el FMLN y GANA quieren volver a controlar y callar la Sección de Probidad de la Cote Suprema - y ya no podrán. 

Hoy el FMLN y GANA quieren evitar que llegue un Fiscal independiente - y  ya no podrán.

Hoy el FMLN y GANA quieren bloquear una CICIES que investigue la corrupción - y lo podrán lograr, solo por ahora. La Fiscalía y la Corte Suprema van a asumir las funciones de la CICIES. La caja de Pandora, una vez abierta, ya no se cierra.

Por esto, a pesar de todo, no soy pesimista para el 2016. Saludos, Paolo Lüers