Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

las Cartas de Paolo Lüers

Carta a ARENA: Tres exigencias

No puedo mandar a cada rato cartas a ustedes, aunque temas, críticas y reclamos siempre hay, y de sobra. Voy a meter varios temas en una sola carta.

1. Vi un tuit de Neto Muyshondt que decía: "Ningún partido político del mundo democrático prohíbe a quien gana un cargo de elección popular aspirar a ser dirigente. ¿Somos 'pioneros'?" Cuidadito, aquí alguien quiere darle marcha atrás al proceso de renovación y democratización de su partido. La decisión del Congreso del año pasado ha sido muy clara, y a petición de las bases: Poner fin a los dobles cargos, para evitar que el partido siga funcionando como sindicato de funcionarios públicos, porque sus dirigentes son al mismo tiempo funcionarios (alcaldes, diputados, ministros) y directivos del partido.

El FMLN es un ejemplo espantoso de un partido de funcionarios públicos, dirigidos por funcionarios públicos. El partido gobierna y los gobernantes dirigen al partido.

Así que espero que, por más que jodan algunos que se sienten amenazados en sus aspiraciones, no den marcha atrás y aprovechen la oportunidad de renovación que les da la regla de los dobles cargos. De paso sea dicho: ¿Qué es lo malo de ser pioneros?

2. La Asamblea anterior, incluyendo la bancada de ustedes, se precipitó a aprobar la Reforma Constitucional para alargar a cinco los mandatos de la Asamblea y de los Concejos Municipales. Digo "precipitó", porque no crearon las legislaciones necesarias para que esta reforma no se convierta en un arma de doble filo.

Por suerte esta nueva Asamblea tiene que ratificar esta reforma. Y no lo deben hacer si antes no se cumplan algunos requisitos indispensables: a) Asegurar que una Asamblea no elija dos veces magistrados de la Corte Suprema. No puede ser que una Asamblea elija 10 de los 15 magistrados. En vez de que la Asamblea, cada tres años, renueva 5 magistrados, habrá que renovar, cada 5 años, tres magistrados. b) La mil veces retrasada reforma al Tribunal Supremo Electoral, con la separación de las funciones administrativas y jurisdiccionales. c) Reformar el Código Electoral para definir con claridad que en el escrutinio final se deben abrir las urnas para verificar actas que no reflejan bien el voto popular.

Las tres reformas tienen que ser aprobados por la Asamblea y ratificadas por el presidente antes de que se ratifique la reforma constitucional que alargue el mandato de la Asamblea y de los Concejos Municipales.

3. Si ustedes no revisan y corrigen la manera como contratan asesores en la Asamblea, pierden toda la credibilidad para seguir criticando la falta de meritocracia, transparencia y austeridad en el gobierno. Más bien demostrarían que son iguales.

La ciudadanía espera de ARENA que promueva reformas al reglamento de la Asamblea para crear un cuerpo de asesores competente, con perfiles profesionales y académicos claros. Y si no tienen mayoría para lograr esta reforma, aplíquenla con todos los asesores que dependen de su fracción, sus diputados y sus directivos, sin excepción.

Les estoy solicitando que renuncien voluntariamente a la práctica de usar fondos de la Asamblea para financiar el trabajo partidario. Ustedes solo deberían crear plazas que estrictamente corresponden al trabajo legislativo, no a la promoción personal de sus diputados y su partido. Y les solicito que sean mucho más transparentes que la ley exige.

Yo sé que una buena parte de los asesores cumplen el perfil profesional y trabajan para mejorar la legislación, pero otra parte obviamente no. A estos ustedes deben sustituirlos.

¿Estoy pidiendo mucho? Sí, la ciudadanía y la opinión pública se han vuelto exigentes. Saludos, Paolo Lüers