Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

las Cartas de Paolo Lüers

Carta a Alba Petróleos

Carta a Alba Petróleos

Carta a Alba Petróleos

Carta a Alba Petróleos

Estimados compañeros:

Ya que todo el mundo está hablando de usted, o sea de los diferentes Alba-negocios, un funcionario del Ministerio de Hacienda me entregó un cuadro, según él proveniente del banco de datos de esta institución, que detalla el impuesto sobre la renta pagado por Alba Petróleos en los años 2009, 2010 y 2011.

Según el cuadro que me entregaron, en el 2009 ustedes tenían un total de rentas gravadas, o sea de ventas, de $103,104,823.43 —o sea $103 millones.

Según el cuadro, pagaron un total de renta de $237,633.55. O sea, $237 mil. Apenas un 0.23% de sus ventas.

En el 2010, sus ventas eran de $146,235,479.62, o sea $146 millones. Pagaron un total de renta de $179,081.03. O sea, $179 mil. El porcentaje de impuestos sobre las ventas había bajado a un 0.12%.

En el 2011, siempre según el cuadro en mi posesión, sus ventas se habían aumentado a $284,539,010.15, o sea $284 millones. Pagaron renta de $437,073.93, o sea $437 mil. Un 0.15% de sus ventas.

Primera pregunta, camaradas: ¿Son correctos estos números? No vaya a ser que me pase lo mismo que a su compañera Lorena Peña y El Faro que hace un año difundieron datos supuestamente oficiales de Hacienda sobre los montos ridículamente bajos de renta que pagaron algunas empresas prominentes del país y luego tuvieron que recularse, porque sus datos eran falsos.

Incluso si son ciertos los porcentajes muy bajos de impuestos que paga Alba-Petróleos según este cuadro me imagino que esto es perfectamente legal. Simplemente, así como aumentaron sus ventas, aumentaron los gastos y costos que ustedes declararon.

El problema es político: ¿No es este el mecanismo que ustedes del FMLN siempre han criticado a la empresa privada? ¿Nos es por esto que ustedes siempre los han denunciado como evasores de impuestos que se hacen ricos a costa de los pobres?

Siento que al hacerse Alba-empresarios, ustedes se metieron en una gran contradicción entre discurso socialista y práctica capitalista. A menos que me muestren que mis números son falsos y están pagando mucho más que el 0.15% sobre sus ventas.

Viva la transparencia, como dice su señor presidente. Saludos de Paolo Lüers