Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Usan a Naciones Unidas para engañar a la opinión mundial

Los marxistas, como Hezbollah y los talibanes, usan las negociaciones como una pausa para reagruparse, fortalecerse y volver a la carga. Nunca aprenden, nunca perdonan... En esta ocasión van a mentir, falsificar realidades y datos

Más personas murieron en El Salvador el fin de semana pasada, que las víctimas de la masacre perpetrada por jihadistas musulmanes en París...

Los grupos en el poder han hecho venir al Secretario General de las Naciones Unidas intentando recibir un espaldarazo a su calamitosa gestión, donde lo que más destaca es que el nuestro es uno de los países mas violentos del mundo, de los más afectados por la corrupción según Transparencia Internacional, el segundo más endeudado del Hemisferio y donde algunos miembros de la exguerrilla siguen pensando en la vía armada para establecer una dictadura comunista.

El pretexto es celebrar el Vigesimotercer Aniversario de la firma de los Acuerdos de Paz, para lo cual y por información de ellos mismos, reunirán al Secretario con ministros y grupos vinculados a la Presidencia y al partido, pero no es seguro que lo hagan con otros protagonistas políticos y quienes representan al sector productivo, para no incluirlos en la foto, que es lo que se busca.

Hay que comparar lo que fueron las expectativas cuando se firmaron los acuerdos y lo que son las realidades de hoy, incluyendo el hecho de que el FMLN no ha desistido de imponer un régimen autoritario, el "socialismo del siglo XXI", echando mano de todos los recursos a su alcance, incluyendo presiones a los medios informativos, vulneración de los procesos electorales, negativa a revelar lo que es información vital, descalificación permanente de sus opositores y de los representantes del sector productivo.

El trasfondo de las negociaciones que llevaron a los acuerdos fue finalizar antagonismos, restablecer plenamente un orden de leyes y un sistema político democrático, respetar los derechos de las minorías y garantizar las libertades individuales como se consignan en la Declaración de los Derechos Humanos del sistema interamericano.

Igualmente, el deseo general era acabar con la violencia, los actos arbitrarios, restablecer la racionalidad en el examen y la discusión de la problemática del país y afianzar el crecimiento económico y el bienestar general.

No ha renunciado la izquierda a montar una dictadura castrista

En los primeros tiempos la generalidad tuvo un descanso de la turbulencia política previa. Y a esto se sumó un hecho muy importante: que muchos sectores de la guerrilla abjuraron de sus posturas anteriores y se esforzaron por construir y fortalecer una izquierda política sensata.

Pero los marxistas, como Hezbollah y los talibanes, usan las negociaciones como una pausa para reagruparse, fortalecerse y volver a la carga. Nunca aprenden, nunca perdonan...

En esta ocasión van a mentir, falsificar realidades y datos, cubrir con velos su calamitosa gestión. Con la visita pretenden hacer un "lavado" de su imagen...

Lo probable, además, es que esa izquierda que no ha renunciado en ningún momento ni a la violencia en nuevas formas ni a su vocación totalitaria use la visita del señor Ban Ki- moon como un espaldarazo, una especie de bendición de las Naciones Unidas para su desgobierno, sus atropellos y sus intentos por amordazar la opinión pública, coaccionar a los medios informativos independientes y hacer caer un velo de oprobio sobre un pueblo al que siguen saqueando y engañando.

La masacre en Charlie Hebdo se escenificó antes en nuestro país con el asesinato de cinco colaboradores y escritores de este Diario por la guerrilla. Murieron por exponer la verdad, murieron en su personal esfuerzo por rescatar a El Salvador de luchas demenciales.