Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Recordando una trayectoria de lucha y nobleza

Durante muchos años únicamente EL DIARIO DE HOY tuvo página editorial en el país, en parte debido a que los otros diarios o no publicaban o se abstenían de contenidos complejos o polémicos

E l Día del Maestro se celebra en esta fecha que es, asimismo, el natalicio del Fundador de EL DIARIO DE HOY, Napoleón Viera Altamirano, quien dejó una notable obra como innovador y maestro en periodismo y trayectoria cívica.

¿Cuáles fueron sus principales logros y más importante legado? Para nosotros, tres:

—La electrificación del país y el nacimiento de CEL, la Comisión Ejecutiva del Río Lempa, cuyas primeras oficinas estuvieron en el edificio de EL DIARIO DE HOY;

-—la innovación, a profundidad y perdurable, del periodismo salvadoreño y centro-americano;

—el haber racionalizado la discusión y debate de los problemas tanto del país como de la región, hasta entonces envueltos en diatribas, descalificaciones y posturas emocionales.

Desde su llegada a El Salvador, después de una larga estadía en Estados Unidos, don Napoleón se involucró en el análisis de coyunturas y problemas económicos, entre ellos los provocados por la crisis de los años Treinta y la Gran Depresión.

Luego vino el establecimiento de la dictadura martinista y el retiro de don Napoleón de la política local y sus años de agricultor en el oriente del país.

En Estados Unidos, donde llegó muy joven, trabajó en distintas ocupaciones, estudió dos años de ingeniería, se interesó en la Economía Política a través de las obras de Bastiat, de Stuart Mill, de Alfredo Marshall y de los tratadistas herederos de la escuela austríaca, que se oponían a las corrientes totalitarias de entonces.

Don Napoleón volvió a El Salvador en los años que precedieron a la tragedia del levantamiento comunista.

Antes, en su adolescencia, don Napoleón fundó un pequeño periódico en San Miguel, experiencia que más tarde lo llevaría a escribir en los diarios salvadoreños hasta que fundara EL DIARIO DE HOY, que fue el primer diario matutino en Centro-América y el primero con formato tabloide, iniciando una tendencia que rige hasta el día de hoy, incluyendo la distribución de los contenidos de las publicaciones.

Merecen la libertad y la vida los que cada día las conquistan

EL DIARIO DE HOY salió a la luz con un valor de cinco centavos cada ejemplar, de dieciséis páginas —versus las ocho o cuatro páginas del resto de diarios—, con fotografías y noticias internacionales, otra importantísima novedad en esos convulsos tiempos, y una página editorial que analizaba sucesos y políticas.

Era casi inevitable que el naciente periódico chocara con la dictadura, lo que sentó la tradición de independencia y valor cívico que guía al grupo editorial en la actualidad.

El choque dio lugar a censuras previas, a suspensiones, a forzar un cambio de nombre, a perseguir a redactores y columnistas, a los destierros del director.

Durante muchos años únicamente EL DIARIO DE HOY tuvo página editorial en el país, en parte debido a que los otros diarios o no publicaban o se abstenían de contenidos complejos o polémicos. Pero fue gracias a exponer, denunciar, analizar, acuerpar o combatir, que se protegió a la República de graves males, enseñando a muchos a pensar y a ser hombres libres.

Como señaló Goethe, sólo merecen la libertad y la vida quienes la conquistan cada día. Y cada día las personas de bien, los que reflexionan y se ciñen a la regla moral y a los dictados de su conciencia, enfrentan esos desafíos y muchas tentaciones a las que se tienen que sobreponer.

Y ese fue el mérito grande de don Napoleón.