Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

¿Es que han vendido a Cuba empleos de los salvadoreños?

De lo que los médicos, maestros y policías salvadoreños pueden estar seguros es de que los cubanos que piensa contratar el régimen vendrán a reemplazarlos o a funcionar como sus capataces

Fue la misión oficial salvadoreña a vender a los cubanos empleos que ahora están en manos de salvadoreños? ¿Qué necesidad tiene nuestro país de contingentes de médicos cubanos, de maestros que son indoctrinadores, de policías y expertos en espionaje y de capataces?

De lo que los médicos, maestros y policías salvadoreños pueden estar seguros es de que los cubanos que se piensa contratar vendrán a reemplazarlos o a funcionar como sus capataces. Si tienen dudas, infórmense con sus homólogos venezolanos, argentinos y bolivianos sobre el papel que asumen los individuos que les despacha Cuba.

En la visita oficial a Cuba, la misión destacó las tres áreas en que los castristas van "a cooperar con El Salvador": educación, salud y ciencia.

¿Por qué, se preguntarán muchos, Cuba no nos presta asistencia en generar electricidad, en desarrollo de viviendas, en la ejecución de redes de carreteras, en puertos y ferrocarriles?

Hay una simple respuesta: nadie puede fotografiar "la salud" ni "la educación" ni "la ciencia"; por tanto, se presentan como modelos, como tampoco se pueden fotografiar desarrollos cubanos de viviendas porque no existen ni carreteras porque todas están dilapidadas ni importantes centros de mercadeo porque no los hay ni prósperos complejos agropecuarios porque lo que allá tienen es un desastre.

Y con el cuento de esos espejismos es que fue a la dilapidada isla la gran delegación que debió haber recibido desde su llegada y no hasta el final a la Reina de España, un país que coopera a lo grande con El Salvador en asistencia real y de gran beneficio.

Creer en los portentosos avances de la medicina cubana tuvo como efecto el que Hugo Chávez se marchara de este mundo, pues en vez de tratar sus dolencias en centros médicos de primer nivel, se hospitalizó en Cuba...

Prepárense, servidores públicos, a lo que dispensen capataces

Pactar acuerdos sobre educación es, casi sin duda, para reforzar los adoctrinamientos de niños y adolescentes, como ha ocurrido en la Universidad Nacional y en otras similares. Allí irá a parar un número de los cubanos que se piensa traer, desplazando a docentes y administrativos locales.

Como los presupuestos estatales son limitados y están primordialmente al servicio de la gran masa de activistas rojos, de sus parentelas y de sus "amigatelas" en detrimento de funciones esenciales como es la salud y la seguridad, los que van a sufrir el golpe son los empleados públicos no vinculados al partido oficial.

Pero los rojos no tienen consideraciones con los empleos de los salvadoreños, como lo evidencian las compras que hacen al exterior de medicamentos que se fabrican en el país.

A ello se suma que las políticas gubernamentales desalientan la inversión, la que es esencial para la creación y sostenimiento del empleo en cualquier parte. Se sufre un acoso fiscal que está descapitalizando a las empresas, no hay claras directrices en cuanto a reglas laborales, se insulta y acosa a los productores, como se les deja en indefensión frente a las extorsiones.

Las autoridades de Salud han venido hostigando y persiguiendo a médicos y personal hospitalario a causa de las denuncias que éstos difunden sobre las carencias en los nosocomios y clínicas, lo que se ha publicado en reportajes, videos y fotografías. En vez de corregir, lo que hace Salud es amenazar y sancionar.