Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Presidencia Flores dejó al país carreteras, puerto, geotermia

Los salvadoreños deben mucha gratitud a un muy buen presidente, un mandatario que cuidó las instituciones, respetó y fortaleció la democracia, gobernó de cara a la nación, actuó sin odios y con honestidad

Custodiar al expresidente Flores "cuesta ocho mil dólares diarios", afirma el ministro de Seguridad, sin duda basándose en datos erróneos. Pero, de ser así, que mejor le pongan un brazalete de seguridad y lo envíen a su casa.

¿Quién es Francisco Flores? Los salvadoreños conscientes reconocen las obras y realizaciones de su mandato, obras que todos pueden ver "con sus propios ojos" y realizaciones que al día de hoy siguen beneficiando al país.

Lo que Flores llevó a cabo o puso en marcha supera infinitamente lo que hayan realizado de positivo sus sucesores.

Durante la presidencia de Flores se pavimentaron dos mil kilómetros de carreteras, un cincuenta por ciento más de lo que el país contaba hasta ese entonces. Dos mil kilómetros de carreteras pavimentadas, que desde hace cinco años están deteriorándose por inadecuado o nulo mantenimiento, es la distancia que hay de El Salvador hasta la frontera de Colombia.

Esas vías lograron potenciar el crecimiento, elevar la calidad de vida de muchísimos salvadoreños, sacar del aislamiento a innumerables comunidades y fortalecer la infraestructura turística.

Durante la presidencia de Flores se produjeron dos devastadores terremotos, pero fue tan oportuno, bien organizado y transparente el manejo de la ayuda externa y la asignación de recursos propios que en menos de tres años no había señales de esa catástrofe, lo que no es el caso del huracán Ida y tormentas sucesivas, cuyos daños aún no se han podido resarcir.

Fue durante la presidencia Flores que se tomó la decisión y se firmaron los documentos para dar marcha al gran proyecto del Puerto de La Unión que, además de ser una realización local, se planificó como el catalizador de un programa de desarrollo económico y humano del oriente de la República.

Fue entonces cuando se sentaron las bases para fundar los Megatecs (los que están actualmente pasando graves dificultades para continuar operando) y se inició el establecimiento de una infraestructura turística e industrial, la que hoy en día es una sombra de las ideas originales.

El haber obstaculizado la puesta en marcha del gran Puerto y luego no poder concesionarlo por inepcia le ha costado al país perder una posición privilegiada en el Golfo de Fonseca, uno de los mejores puertos naturales del mundo.

Flores pudo gobernar sin odios, con transparencia y tolerancia

Flores dio el paso decisivo para la operación de LaGeo, que ha traído enormes beneficios –--la producción de energía renovable y no contaminante que cubre el 25 por ciento de la generación eléctrica---, programa que iba a expandirse pero que se ha estancado desde que se inició el litigio con ENEL.

En los cinco años de su presidencia Flores no acosó a nadie, no persiguió grupos ni montó conjuras para dañar o aniquilar adversarios políticos, pese a saber quién asesinó a mansalva a su suegro, el gran jurista, escritor, maestro y hombre de bien José Antonio Rodríguez Porth.

Si "por sus obras los conoceréis", los salvadoreños deben mucha gratitud a un muy buen presidente, un mandatario que cuidó las instituciones, respetó y fortaleció la democracia, gobernó de cara a la nación, actuó sin odios y honestidad. Eso es lo que no se dice para aniquilar a su partido y cobrarle el atreverse a poner en su puesto a Castro.