Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Por ahora es un desastre lo que será "modelo innovador"

Si de "dialogar" se trata, en esto del Sitramss debieron haber sometido a discusión pública el proyecto y llamar a la gente experimentada en esos asuntos a dar sus aportes, comenzando por el alcalde Quijano

Que el Sitramss "es un modelo innovador, que va ser en Centroamérica el proyecto pionero en los próximos cinco años, porque es una especie de Asocio Público-Privado (APP)", afirmó el vicepresidente al exponer una visión del futuro promisorio de esta tierra, de las maravillas que vendrán…

Lo que dice era previsible, pues en lo que destacan los comunistas, lo que marca sus rumbos, a lo que siempre recurren es a pintar las maravillas que vendrán, a descorrer los cortinajes del mañana, a soñar con la felicidad que se implantará sobre la tierra, cuando los campos reverdezcan y corran ríos de leche y miel sobre las bendecidas tierras nuestras…

Es lo que se alcanzará al cumplirse la promesa del comunismo de la sociedad sin clases en la que, en términos cervantinos, no habrá un tuyo ni mío sino que al alcance de nuestras manos estará la cornucopia de la abundancia…

Pero mientras tanto…

La primera sorpresa para muchos es que el BID, el que hace llover préstamo sobre préstamo, sobre préstamo, a un par de regímenes fracasados, financie con cuarenta y cinco millones de dólares una obra y un programa condenado al fracaso, pero que ya ha desarticulado el centro capitalino, destrozado muchas de las vías alternas, provocado enormes atascos, arruinado lo que habían hecho y que va de retraso en retraso, en retraso, sin siquiera poder terminar lo que hace unos pocos meses dijeron que iba a estar en funcionamiento, "muy pronto", prontísimo.

En ninguna ciudad que hayamos visitado existe un sistema de transporte que usurpe el ancho de vías importantes impidiendo que el tráfico particular, lo que incluye otros medios de transporte como autobuses y taxis, pueda usar esos carriles al no estar en uso.

Así operan los buses articulados en ciudades como Quito o Burdeos, o los tranvías en San Francisco y Múnich. Y en estos dos últimos casos, los rieles de los tranvías pueden usarlos vehículos de toda clase, pero estos vehículos deben dejar paso al tranvía cuando este se acerque..

Están dispuestos a "dialogar" sólo cuando no se pueden imponer

Puede ser que en el mañana, algún día, cuando asome el futuro, el sistema de transporte salvadoreño al igual que su flamante sistema político y su esquema de seguridad sean un ejemplo para la región, para América, para el Universo… pero por ahora somos el hazmerreír y la lección de lo que no se debe hacer, de las consecuencias que sobrevienen cuando incapaces toman en sus manos, prácticamente por la fuerza, con leyes que ellos mismos cocinan, un asunto de vital importancia como son los transportes públicos.

En sus declaraciones, al hablar de Enel, el señor vicepresidente dijo, revirtiendo la ruinosa postura previa, que "hay que dialogar". Los rojos siempre "dialogan" al estar en desventaja; de lo contrario, "les guste o no les guste", cómo nosotros decimos es que se harán las cosas… y allí está el madrugón legislativo, de hace pocas semanas, para comprobarlo.

Pues si de "dialogar" se trata, en esto del Sitramss debieron haber sometido a discusión pública el proyecto y llamar a la gente experimentada en esos asuntos a dar sus aportes, comenzando por el alcalde Quijano quien hizo una propuesta que funcionaba y era sensata.

Pero en eso de entenderse con los que entienden no hay posibilidad, como lo demuestra el descalabro del Sitramss, "modelo innovador"…