Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Omar Sharif y Zhivago: los horrores del comunismo

El hambre, los desplazamientos forzados de pueblos enteros, el exterminio de los campesinos que se resistían a la colectivización, la separación para siempre de familias... el inmenso drama llevó a Pasternak a forjar su obra 

La muerte del actor egipcio Omar Sharif, un polifacético intérprete de personajes históricos y literarios, destaca su más memorable papel, el del Doctor Zhivago de la novela homónima de Boris Pasternak, obra que esboza una parte de la tragedia rusa bajo el comunismo y la persecución sufrida por su autor.

Zhivago se retrata como un hombre de gran sensibilidad humana, poeta y, en una medida, resignado a sufrir lo que los eventos van deparando en su camino, primordialmente los desquiciamientos y miserias resultantes de la revuelta contra el orden establecido, que hizo caer terribles desgracias sobre el pueblo ruso.

En una escena, Zhivago tiene que examinar a una mujer que acaba de morir; ¿la causa?... “Lo que nunca había sucedido en este suelo: la mujer murió de hambre, starvation”.

El hambre, los desplazamientos forzados de pueblos enteros, el exterminio de los campesinos que se resistían a la colectivización, la separación para siempre de familias... el inmenso drama llevó a Pasternak a forjar su obra que, de inmediato, fue censurada por el régimen soviético, que amenazó al escritor con devolver a su mujer a un campo de concentración de donde había podido escapar.

Nadie en Rusia iba a publicar la obra.

La Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos supo de la persecución montada por el Kremlin contra Pasternak y consiguió un ejemplar de la novela, que fue luego traducido al italiano y publicado por Feltrinelli editores, aparición que sacudió a toda Europa. La obra fue rápidamente traducida a otros idiomas y pronto reconocida como un documento histórico y literario de primer orden.

Eso llevó a recrudecer las amenazas contra Pasternak, su familia y el entorno literario en el que se movía, acusándolos de contrarrevolucionarios y de conspirar contra el régimen soviético.

El totalitarismo y la mordazacontra las voces libres

Poco más de un año después de publicado Doctor Zhivago se anunció que el premio Nobel de Literatura había sido otorgado a Pasternak, a quien el régimen presionó para que renunciara a la presea y además lo amenazó con la expulsión de Rusia, lo que significaba la separación del poeta de su familia y su entorno.

Pasternak renunció al premio, pero la Academia Sueca, administradora del Nobel, dijo que el galardón quedaba e iba a ser entregado en el futuro, como lo fue.
A lo largo de la novela, Zhivago va tras Lara, cuyo esposo era uno de los cabecillas de la insurrección, alcanza un alto puesto en la dirigencia, declara que en el nuevo orden no hay lugar para sentimientos ni el individualismo y acaba suicidándose antes de que lo ejecutaran en una purga.

Todas las familias terminan disgregadas y es sólo al final que la hija de Zhivago y Lara sabe quiénes fueron sus padres.

Pero los horrores esbozados por Pasternak palidecen frente a lo que fue la realidad de los años de la preguerra que siguieron a la Revolución de Octubre de 1917, la toma del poder por Stalin, después de la misteriosa muerte de Lenin, las colectivizaciones y las hambrunas impuestas por los soviéticos sobre Georgia y Ucrania, los campos de concentración y el sometimiento de los pueblos de Europa Oriental por la fuerza de los tanques rusos.

Zhivago es una obra que enaltece a los hombres y mujeres que en el mundo luchan por la libertad.