Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

"Nada de investigar esto… Vaya a investigar aquello"

ENEL, socio de LaGeo, hizo lo que le correspondía con gran eficiencia, con transparencia, pues es una multinacional que cotiza en la Bolsa de Nueva York y está bajo el ojo del gobierno italiano

En los viejos tiempos se habló siempre de la separación entre los poderes del Estado, pero hoy, "con la modernidad salvadoreña" eso es historia vieja. Y como es historia vieja, el Ejecutivo regaña a la Fiscalía por estar investigando algo muy limpio, honesto y transparente cual es una negociación directa entre Cel y la empresa que comenzó a construir El Chaparral, la del hoyo de cien millones de dólares, "porque de haber ido a arbitraje" había costado más.

En casa de ahorcado no se menciona soga y en esta casa salvadoreña no debe seguirse hablando de arbitrajes porque de todos el país sale escaldado. Y salimos como país quemados de la cola aunque meternos a arbitrajes y perderlos cueste cuatro veces más que a quienes ganan el proceso.

Aunque, hay que reconocerlo, de esa diferencia salieron aumentos automáticos de salario y Dios sabe qué otras lindezas. Nadie lo sabrá porque han puesto candados sobre lo que se menea en el sector eléctrico hasta el año dos mil ciento trece, cien años que rápido pasan… será hasta entonces que se aclarará si hubo sinvergüenzadas, quiénes fueron los involucrados, qué castigos merecen y a quiénes se exonera.

La gente en este suelo y por lo general en todos los confines del globo, tiende a pensar que "hay algo podrido en Dinamarca" cuando se cierran puertas, se tapan ventanas y se impide a las autoridades investigadoras (o a un fiscal) meter las narices donde no le importa y no debe importarle porque los que están dentro nos aseguran que nada de impropio ha sucedido.

"Mire señor Fiscal, vaya con su música a otra parte. Vaya a escarbar allá donde yo creo que debe de ir. Hágame caso. Yo sé de estas cosas…".

Y además, investigue de tal momento para atrás e investigue a este señor aunque haya llegado a la fiesta cuando el resto de los invitados ya se habían ido.

De lo que se trata siempre es de montar cacerías de brujas y hacer humaredas para oscurecer la visión de los pobladores.

El precio es el síntoma: "miren, el paciente tiene gangrena"

Aplicando retroactivamente una resolución de la Corte Suprema, resolución que va a asombrar a todos los estudiantes de asuntos constitucionales por los siglos de los siglos, los malos del cuento son los que firmaron una concesión que sólo beneficios ha traído al país, inclusive beneficios para los del saqueo. Concesión que se hizo con estricto apego a la ley vigente entonces y en la que participó SIGET, que en cuestiones técnicas está a millones de años luz por encima de los diputados rojos y sus aliados en control de la actual legislatura, que a veces estudian lo que llega a sus manos, pero que casi nunca aprenden.

ENEL, socio de LaGeo, hizo lo que le correspondía con gran eficiencia, con transparencia, pues es una multinacional que cotiza en la Bolsa de Nueva York y está bajo el ojo del gobierno italiano, sus instalaciones continúan operando impecablemente y no ha "hecho hoyos que le cuestan cien millones al país, ni desarrollos que están hundiéndose porque las montañas se mueven imprevisiblemente".

Los termómetros miden la temperatura de un enfermo aunque no diagnostiquen la enfermedad; el termómetro aquí es el precio de la energía, el más alto de la región. Ese precio indica que el paciente está con gangrena…