Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Miss Montana, el autismo y las nuevas tecnologías

Hay que sobrevivir con enfermedades o ciertos problemas mentales, hasta el momento en que la ciencia ponga al alcance de esos pacientes, lo que prolongará sus vidas

"Mientras crecía como una pequeña niña en Cut Bank, al norte de Montana, Alexis Wineman era diferente del resto de sus compañeros de escuela. Muy retraída socialmente y una persona que invitaba a burlas, ella no tenía noción del tiempo, leía con dificultad, olvidaba cosas y fallaba tratando de organizar su mundo", dice una noticia de CNN al referirse a una muchachita autista.

Todo eso cambió. A los dieciocho años Alexis no sólo es la reina de belleza de Montana, sino también una de las personas más famosas de ese Estado y la vocera de los autistas. En forma constante Alexis habla a grupos y participa en eventos que tratan sobre los problemas de niños y jóvenes autistas.

Su última comparecencia fue en una reunión, en Silicon Valley, el área de desarrollo tecnológico más famosa del mundo, para discutir acerca de los nuevos avances, aplicaciones de computadoras y tabletas, y "gadgets" (aparatos portátiles) que ayuden a los autistas y a sus padres a orientar a los niños y dar sentido al mundo que les rodea.

En esto se da validez a un nuevo principio: hay que sobrevivir con enfermedades o ciertos problemas mentales, hasta el momento en que la ciencia ponga al alcance de esos pacientes, lo que prolongará sus vidas o va a solucionar parte de sus limitaciones.

La reunión en Silicon Valley se basó en un concurso que premia con veinte mil dólares a programas o tecnologías que resuelvan una o varias necesidades de los autistas, lo que es aplicable a otros desórdenes mentales. Y, en tal ocasión, uno de los ganadores fue el desarrollador de una aplicación llamada Good List que ayuda a los niños a mantener curso en lo bueno, lo difícil y lo complejo de su día.

Siempre nos esforzamos por ir adelante en tecnología…

Los programas son el equivalente de la clásica secretaria de gran eficiencia que no olvida nada y que anticipa problemas y cambios en la rutina de sus jefes. Con las computadoras, los teléfonos inteligentes y las tabletas muchas de las tareas secretariales, como tomar dictado o mecanografiar correspondencia casi han desaparecido, pues hay alertas verbales como asimismo programas (el Dragón es uno de ellos) que toman dictado y escriben lo que se les dicta, a lo que se agregan las distintas versiones de agendas electrónicas.

Aplicar tecnología a la vida real, sea solucionando fallas y carencias, sea para buscar modos de mejorar la calidad de vida o la eficiencia en el trabajo, es natural en el mundo de la producción como con los aficionados inteligentes. No hay grupos que apliquen nuevas tecnologías en los gobiernos, que siempre van detrás del resto con contadas excepciones, o inclusive en la mayoría de universidades. Y en nuestro propio campo del periodismo, EL DIARIO DE HOY siempre estuvo a la vanguardia del resto de Centro-América para usar las nuevas tecnologías de la industria gráfica.

En una época las tecnologías de punta aparecían en los grandes consorcios o grupos industriales, desde donde bajaban a las medianas y pequeñas empresas. Más tarde eso cambió y fueron los pequeños los introductores de las nuevas tecnologías.

Ahora todos pueden serlo, como familias que enfrentan el reto de sacar adelante a niños que sufren de autismo, tal cual lo ilustra el caso de la actual Miss Montana.

Hay que marchar adelante en lo posible.