Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Inventan el "acaparamiento" para ser el gran acaparador

En el futuro frijoles, granos básicos, queso, harina, etcétera, se irán a Venezuela. Los del régimen se gastan el dinero y más tarde todos los salvadoreños pasarán penurias para pagarlo

Para transformarse en el gran acaparador, el régimen se ha inventado lo del acaparamiento, pese a lo cual en inspecciones realizadas en todo el país no lograron encontrar a nadie acaparando.

Quienes comercien, almacenen, compren cosechas o manejen granos y alimentos básicos, incluyendo frijoles y maíz, pongan sus barbas en remojo: el anuncio del Ministerio de Agricultura que va a revivir el fracasado IRA, fuente de corrupción e ineficiencia en sus tiempos, significa que tarde o temprano el sector de mercadeo de alimentos va a desaparecer.

Pero, eventualmente, como se ha visto en Venezuela, el gran modelo de sociedad justa y próspera que ilumina el camino de los rojos en este país, todo producto está sujeto a caer bajo los criterios de "acaparamiento" y podrá ser confiscado o forzado a venderse a los precios que dicte la dictadura. Así ha sucedido con televisores, electrodomésticos, automóviles… llegan los inspectores, determinan que los precios no son justos y a rematarlos.

Si el comercio de alimentación no abre los ojos y no se une frente a tan grave amenaza a su fuente de trabajo, mañana será muy tarde.

Ahora es el frijol lo que "se acapara", lo que, según dirigentes de ARENA, está escaso no solo debido a la mala cosecha –-y hubo mala cosecha en toda la región— sino también porque los rojos exportaron una parte a sus hermanos, los rojos de Venezuela, país donde escasean desde los dichos frijoles hasta leche, huevos, pan, harina, pollos, azúcar y lo que alimenta y agrada.

Y para pagar la deuda que no es deuda pero que tiene que pagarse por lo que envía Petrocaribe, en el futuro frijoles, granos básicos, queso, harina, etcétera, se irán a Venezuela.

Los del régimen se gastan el dinero y más tarde todos los salvadoreños pasarán penurias para pagarlo.

Nunca cosecharon nada pero ahora son expertos agricultores

Como siempre, se pintan maravillas de lo que el régimen hará: supuestamente con un resucitado IRA habrá abundancia de todo a precios justísimos, pues al controlar el gobierno, primero los frijoles y luego todo lo que se consuma, no faltará nada.

Pero a muy corto plazo lo que va a sufrir la población será una especie de "frijoltranmss", pues el SITRAMSS da la medida de lo que puede esperarse casi de inmediato: desabastecimiento, desorden total en lo que se haga, sinvergüenzadas como antaño y como las perpetra la hija de Chávez en Venezuela, cosechas que se perderán por descuido (como sucedía con el IRA, que dejaba podrir cargamentos de granos por incapacidad para supervisar) y todo lo malo imaginable.

El contraste en esto es muy claro: es mucho más eficiente, inmensamente más eficiente el mercado libre para manejar recursos, que entes montados a dedo y a cargo de gente que no tiene ninguna experiencia como agricultora ni como administradora ni como comerciante ni como nada, fuera de ser miembros del partido oficial.

Alguien que en su vida nunca sembró dos manzanas de maíz no va ahora a dictarle la plana a un gremio esforzado y con frecuencia sacrificado.

Es claro que, al no saber del asunto, no se entienda que el comercio de granos, como todo comercio, tiene que formar reservas y vender o no vender de acuerdo a las condiciones de la demanda.