Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Hay amenaza para la Corte, pero más amenazas al país

Esa realidad debe preocupar, en particular, a los jóvenes, a quienes les tocará pagar con menos oportunidades de empleo y una inferior calidad de vida, la fiesta de hoy de la dirigencia roja.

El peligro que denuncia la coalición cívica Aliados por la Democracia, de que se pueda desarticular la Sala de lo Constitucional con la nueva correlación "de fuerzas" en la Asamblea, se queda corto: es todo el país el que está bajo amenaza, la amenaza de que se rompa el orden jurídico, de que se produzca un saqueo sin límites, de que se concesionen bienes públicos a grupos de fuerza.

ARENA, el único partido que no ha formado alianza con los comunistas, se esfuerza por levantar el cerco cuando ya se salieron casi todas las gallinas. No fue hasta hace poco que su dirigencia interpuso una denuncia en la Fiscalía por los intentos de soborno de que son objeto sus parlamentarios. Aún les falta acudir a las Naciones Unidas y, para muchos, no tienen la debida fuerza en su denuncia ante la opinión pública.

Es de esperarse que el nuevo liderazgo de ARENA deje las posturas casi contemporizadoras que lo han caracterizado desde hace años que, en parte, causaron la entronización del actual régimen de incapaces y desvergonzados.

¿Qué se puede esperar en las próximas semanas? Lo primero, la aprobación de más préstamos, préstamos que deberán pagar las actuales y las futuras generaciones de salvadoreños, que cubrirán parte de los huecos dejados por los despilfarros y que llenarán los huecos en los bolsillos de los corruptos.

Un préstamo equivale a usar hoy la riqueza o producción futuras. Al presente régimen no le ha bastado la recaudación fiscal ni los ingresos derivados de nuevos impuestos, sino que, además, está metiendo mano en lo del mañana, adelantando el desvalijamiento del país. Esa realidad debe preocupar, en particular, a los jóvenes, a quienes les tocará pagar con menos oportunidades de empleo y una inferior calidad de vida, la fiesta de hoy de la dirigencia roja.

Igualmente perniciosa es la aprobación de leyes con dedicatoria, de leyes para cargar los dados a favor de los negocios de la izquierda chavista, como de leyes derivadas de las ocurrencias de la Casa Real y de adeptos al régimen.

Un engranaje de privilegios que perjudica a toda la economía

En muchas comunidades, a lo largo de ciertas carreteras y vías, los vecinos se dan cuenta de cómo propiedades de distinta naturaleza van siendo compradas por prominentes miembros del partido oficial y prestanombres. Entre los más apetecidos bienes se hallan terrenos con silos y facilidades para almacenar granos o alimentos; otros son quintas y parcelas en las partes altas de Chalatenango y, además, colindantes con la frontera, donde se han adquirido quintas y terrenos "paying top dollars", pagando con muy buen dinero, sin pestañear.

El proceso puede beneficiar, por un corto tiempo, a los que han ido montando un engranaje de privilegios y negocios, pero los desquiciamientos que ya están provocando a los equilibrios económicos naturales, a lo que surge de manera espontánea del quehacer libre de la gente llevarán, a corto plazo, a deprimir más la producción y el intercambio.

La prosperidad de unos cuantos en el poder contrasta con los graves problemas que se están presentando en el resto de la economía, en la crisis causada a la caficultura por la indiferencia e incapacidad del régimen para controlar la propagación de la roya, en el deterioro de la infraestructura, en el abandono del Puerto de La Unión en un momento en que el resto de países centroamericanos están modernizando sus puertos.