Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

FUNTER, la rehabilitación y el pobre niño mutilado

No todos podemos ayudar en las Teletones pero podemos contribuir defendiendo esa noble causa e instando a otros a hacerse presentes en los eventos.

El niño mutilado por sicópatas, el que "jamás podrá agarrar una cuma", es uno de las decenas de miles de salvadoreños que sufren discapacidades, que no logran mayor apoyo de las entidades oficiales pero que pueden encontrar o encuentran en FUNTER ayuda, consuelo, tratamientos profesionales de primer nivel y aparatos diversos para poder valerse por sí mismos.

FUNTER nació como una iniciativa del Club 20-30, ha remontado vuelo por su cuenta, organizó los Teletones y opera actualmente tres centros de asistencia en el país: uno en Ciudad Merliot, otro en Sonsonate y un tercero en San Vicente.

Son muchas las especialidades que se cubren: terapia física, ocupacional, lenguaje, psicología, asistencia educativa, escuela de padres, evaluaciones psicométricas, fábrica de prótesis y órtesis, además de entregar prótesis y órtesis, sillas de ruedas y otros aditamentos de apoyo como andaderas, muletas, bastones canadienses y otros.

Los pacientes o pagan muy poco por esos servicios o no pagan, dependiendo de su condición económica. Y en los treinta y tantos años que lleva brindando esa valiosa asistencia, FUNTER ha beneficiado a más de 300 mil familias con arriba de 3.6 millones de atenciones con un promedio de 750 usuarios diarios en los tres centros de rehabilitación.

Cada persona que puede debe contribuir, en una forma u otra, a la labor que realiza FUNTER, pero especialmente ayudando a través de las Teletones que se realizan a principios de cada año con la participación de artistas y conjuntos musicales de nuestro país y del exterior.

Lo que se recauda en las Teletones, más lo que se recibe de donativos y los aportes modestos de los pacientes, tiene que manejarse con prudencia y muy profesionalmente "para que alcance". Lo de "necesitamos más presupuesto" o "hay que pedir otro préstamo" no son opciones ni para FUNTER ni para ningún productor.

En la vida real, en la economía de trabajo, la de mercado, salirse de presupuestos, malgastar los recursos, colocar incapaces a manejar áreas críticas de una gestión, tiene su inmediato castigo: las organizaciones pueden sucumbir o se ven forzadas a endeudarse innecesariamente, lo que puede ser un remedio mortal.

El éxito de FUNTER se debe a la buena administración de recursos

FUNTER, como toda organización de la economía real, tiene que planificar sus actividades y ajustarla a los presupuestos con que cuenta, asignando reservas para eventualidades, imprevistos y pérdidas. Esto es la buena y necesaria planificación que se realiza año con año y a lo largo de los meses por todo negocio, hasta los muy pequeños.

Además, tiene que evaluar a su personal y remover a los que no empujan el carro, debe vigilar el uso de medicamentos y el empleo de equipos, dar mantenimiento a instalaciones y todo lo que se usa, mantener buenas relaciones con el público, dar seguimiento a los tratamientos en los casos requeridos… no se puede bajar la guardia ni un momento.

El resultado es una exitosa organización de caridad en buena parte que llena necesidades apremiantes de cientos de miles de personas. Y ojalá que FUNTER o algún grupo caritativo puedan ayudar a la rehabilitación del niños mutilado por la demencia suelta que victimiza al país.

No todos podemos ayudar en las Teletones pero podemos contribuir defendiendo esa noble causa e instando a otros a hacerse presentes en los eventos.

Dios proteja su labor…