Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Espantosa masacre de estudiantes por islámicos endemoniados

Que alguien afirme tener comunicación directa con Dios o con Marx no es raro; los manicomios están llenos de tales personajes. Lo que no cabe en la cabeza de gente en sus cabales es que haya quienes lo crean y se pongan a matar inocentes

El gobierno de Kenia ha identificado al terrorista responsable de la matanza de estudiantes universitarios en el país, una masacre de jóvenes que buscaban un futuro, entre ellos muchos cristianos.

Las 147 víctimas, número equivalente a los asesinados en El Salvador durante una semana, eran estudiantes de una universidad privada que les patrocinaba como una forma de elevar, con el tiempo, los niveles de vida de sus poblados de origen.

Los jóvenes, inermes y totalmente ajenos a lo que iba a suceder, fueron acostados sobre el piso donde los asesinos los mataron a tiros sin piedad alguna.

Kenya identificó al terrorista que ordenó la masacre, un tal Mohamed Mohamud, miembro de Al Qaeda, por cuya cabeza se ofrece un rescate de gran cuantía para el país. Y casi coincidiendo con el anuncio, la banda islamita-somalí Al Shabab, ligada a Al Qaeda, reivindicó la carnicería, como si fuera un blasón, algo honorable, matar a gente indefensa.

Tales "reivindicaciones", atribuirse asesinatos, secuestros, matanza de niños o de feligreses que asisten a ceremonias en una mezquita o durante rezos cristianos, hiela la sangre, indicando la absoluta amoralidad de los perpetradores que se colocan inmundas medallas, como sucedió con los secuestros durante la agresión guerrillera a El Salvador a lo largo de dos décadas: después del plagio iba el comunicado.

En el Medio Oriente, en Somalia y el norte de África las persecuciones, matanzas, secuestros de comunidades, atentados dinamiteros en sinagogas y mercados, hasta crucifixiones de niños y venta de niñas y mujeres como esclavas, se ha vuelto una rutina infernal.

Y ahora a las bandas vinculadas a Al Qaeda se suman los grupos ligados al ISIS como Boko Haram que arrasa con poblados enteros hasta grupúsculos que pretenden ubicarse en el mapa de los horrores con actos como el de Kenia.

A ello se suman los "espontáneos" que atacan en zonas y regiones sin aviso, lo que además de propagar el terror, está destruyendo las de por sí débiles estructuras turísticas.

En Egipto las autoridades asignan soldados para proteger las excursiones que suben por el Nilo hasta los conjuntos templarios de Luxor y el Valle de los Reyes, o Asuán con su majestuoso templo de Ramses II y la isla de Pylee, que ostenta un pequeño templo rodeado de columnas que fue el primero y antecede en mil años al Partenón, en Atenas.

También a Maduro le ordenan vía un pajarito juguetón

Los horrores tienen una particular causa, el que mesiánicos, locos y farsantes aleguen hablar continuamente con Dios mismo.

Es el caso del déspota venezolano Maduro que recibe mensajes de Chávez vía un pajarito y otras alucinaciones, hasta los Castro, a quienes los espíritus de Marx y Lenín guían en su afán de subyugar al Hemisferio, sueño que está derrumbándose en la medida en que colapsa la economía venezolana.

Y que colapsa, colapsa: los huéspedes de los hoteles tienen que llevar su propio jabón y papel higiénico, como se dice era el caso por un par de años pasada la Segunda Guerra Mundial en Europa...

Que alguien afirme tener comunicación directa con Dios o con Marx no es raro; los manicomios están llenos de tales personajes.

Lo que no cabe en la cabeza de gente en sus cabales es que haya quienes lo crean y se pongan a matar inocentes y arrasar con poblados.