Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

ENADE y la caída económica del otrora próspero El Salvador

Lo decisivo, tomando la frase del creador del Singapur actual, Lee Kwan Yen, es fortalecer "el imperio de la ley tanto o más importante que los incentivos financieros, al igual que contar con instituciones judiciales independientes"

La creación de zonas especiales de desarrollo y empleo propondrá formalmente la cúpula empresarial salvadoreña en el XIV Encuentro Nacional de la Empresa Privada, ENADE, que se celebra hoy lunes.

Estas zonas especiales se han creado en varios países es la apuesta hondureña para el futuro, fue clave en la transición de China Continental del comunismo y la pobreza extrema a la actual prosperidad e inclusive se contempla como solución por el país más misérrimo del Hemisferio Occidental, la Cuba castrista.

Hay naciones que se convirtieron en una zona de desarrollo integral para levantarse después de guerras atroces, como Alemania Occidental, Japón y Corea del Sur, y es el caso de los llamados "Tigres de Asia". Países como Vietnam, Camboya y Laos están superando la pesadilla socialista al aplicar similares esquemas.

ANEP hace ver que "es difícil crecer económicamente a un mayor ritmo y competir con el resto de la región en atraer inversiones, cuando el país ha retrocedido constantemente en los indicadores de libertad económica, facilidad de hacer negocios, transparencia gubernamental y en competitividad".

Lo decisivo, tomando la frase del creador del Singapur actual, Lee Kwan Yen, es fortalecer "el imperio de la ley tanto o más importante que los incentivos financieros, al igual que contar con instituciones judiciales independientes", lo que se ha venido perdiendo en los últimos años pero principalmente a partir del desastroso régimen pasado.

Reglas claras que encajen con el Orden de Derecho son el fundamento del crecimiento, como son la base de la competitividad creadora entre productores.

Nadie concibe una competencia mundial de fútbol donde los árbitros inventen las reglas en cada juego, acepten sobornos o fallen de acuerdo con sus particulares simpatías por un equipo, como sucede tantas veces en los procesos judiciales que se desarrollan en los trópicos.

Las inversiones, al igual que echar en marcha cualquier clase de programa o proyecto, son apuestas al futuro, por lo que necesitan seguridad para salvaguardarse de actos arbitrarios. Quien inicia una manufactura o un centro de servicio expone sus ideas, sus planes de trabajo, su capacidad de inversión al público, por lo que debe protegerse del robo de iniciativas o de distorsiones inesperadas en las maneras de hacer negocio.

Se deben adoptar políticas acordes con las realidades del mundo

Hay que superar la mentalidad de "inventarse nuevas justicias" y consolidar lo que tiene validez en el mundo desde hace milenios.

Es desafortunado que a la par del inicio de ENADE, que iba a contar con la presencia del presidente Juan Orlando Hernández, de Honduras, un grupo parlamentario intentó declararlo persona non grata, cuando el encuentro era la ocasión de conocer sus ideas y encontrar puntos de coincidencia.

Buscar esos caminos positivos, pasar por encima de falsas nociones y desconfianza es lo que ha propuesto tanto el nuevo gobierno como los sectores productivos del país. Aportar soluciones ya probadas, muy exitosas en distintas regiones del mundo, es el propósito.

ENADE viene exponiendo, desde hace muchos años, soluciones a los endémicos problemas del Segundo y Tercer Mundos. Es una lástima que lo que en sus reuniones se dice y demuestra no haya fundamentado siempre la adopción de políticas, que nos habrían evitado las desgracias últimas, el seguir perdiendo el país y seguir perdiendo el futuro. Y la fórmula es noble y efectiva: la libertad es base del progreso y el bienestar.