Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Honduras

Diario hondureño Tiempo anuncia cierre tras 45 años de circulación

La empresa dueña fue acusada el 7 de octubre por EE.UU. de presunto lavado de dinero ligado al narco

Un fotoperiodista de diario Tiempo muestra la portada donde se despide de sus lectores

Un fotoperiodista de diario Tiempo muestra la portada donde se despide de sus lectores. | Foto por Agencia EFE

Un fotoperiodista de diario Tiempo muestra la portada donde se despide de sus lectores

HONDURAS. El diario Tiempo, una de las empresas del Grupo Continental, corporación acusada el pasado día 7 por Estados Unidos de lavado de dinero ligado al narcotráfico, cerró ayer después de 45 años de existencia.

En un inusual editorial en primera plana titulado “Hasta pronto Honduras”, el periódico  dijo que su desaparición es temporal y debido a la “asfixia económica” a que ha sido sometido por bloqueos a sus cuentas.

La Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro de Estados Unidos (OFAC) designó el 7 de octubre a varias empresas del Grupo Continental, presidido por el exvicepresidente hondureño Jaime Rosenthal, “como empresas que desempeñan un papel significativo en el tráfico internacional de narcóticos proveyendo servicios de lavado de dinero para apoyar actividades de tráfico internacional de narcóticos de múltiples traficantes de drogas centroamericanos y de sus organizaciones”.

En su editorial de ayer, el rotativo señaló: “Resulta imposible la obtención de los insumos indispensables para la impresión (papel, tintas, refacciones y repuestos), así como el pago a proveedores y servicios”.

Agregó que esta situación “impide de manera muy penosa el pago de los sueldos y salarios del personal, creándose un problema sumamente grave de derechos humanos”.

El Grupo Continental es la compañía matriz de un conglomerado de negocios en Honduras involucrados en actividades bancarias, servicios financieros, bienes raíces, agricultura, turismo y medios de comunicación. Cuenta con más de 11.000 empleados, los cuales se ignora si serán despedidos.

Canal 11, de los Rosenthal, sigue aún en el aire.

El señalamiento estadounidense incluye a Yani, hijo de Rosenthal, y a Yankel sobrino del empresario y que es el único que está detenido en Estados Unidos. Ambos ocuparon altos cargos gubernamentales.

Yankel fue ministro de inversiones del actual presidente Juan Orlando Hernández. Yani fue ministro de la presidencia durante el gobierno de Manuel Zelaya, derrocado por un golpe de estado en 2009.

Carlos Umaña, presidente del sindicato del diario, dijo a The Associated Press que “esto nos tomó de sorpresa porque creímos que conservaríamos el trabajo por más tiempo”. Los empleados reclaman sus indemnizaciones.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación