Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Volkswagen en problemas por escándalo mundial

La canciller alemana, Angela Merkel, instó a la firma  a mostrar transparencia absoluta y aclarar el escándalo de  manipulación de emisiones contaminantes en el que está involucrada

Volkswagen en problemas por escándalo mundial

El fabricante automovilístico alemán Volkswagen se desplomó hoy de nuevo en bolsa, al caer en dos jornadas un 36,5 %, tras verse obligado a revisar a la baja su objetivo de beneficio para 2015 por el escándalo de manipulación de emisiones contaminantes en vehículos con motor diesel en EEUU. 

La canciller alemana, Angela Merkel, instó a Volkswagen a mostrar transparencia absoluta y aclarar todo lo antes posible. 

Además, el Gobierno alemán ha creado una comisión dentro del Ministerio de Transportes para investigar el escándalo. 

El escándalo ha llegado a Bruselas, donde los reguladores de la Unión Europea se reunirán con las autoridades nacionales "muy pronto" para ver cómo gestionarlo. 

Italia y Francia han iniciado sus propias investigaciones, y el Gobierno francés también ha pedido una investigación europea. 

De este modo aumenta la presión para que dimita el presidente del grupo Volkswagen, Martin Winterkorn, cuyo contrato actual expira a finales de 2016 y que había sido prolongado recientemente hasta diciembre de 2018. 

Winterkorn se disculpó en una declaración de dos minutos y medio realizada por vídeo y prometió "una explicación transparente y rápida" y "volver a hacerlo bien". 

El diario alemán "Tagesspiegel" informó de que Winterkorn, de 68 años, será sustituido el viernes por el presidente de Porsche, Matthias Müller, en la reunión que mantendrá el consejo de supervisión de la compañía, información que la compañía alemana rehusó comentar. 

Volkswagen va a crear unas provisiones de 6.500 millones de euros en el tercer trimestre, que además podría tener que aumentar y que le han obligado a revisar a la baja sus pronósticos de beneficio. 

El número de vehículos afectados asciende a once millones en todo el mundo y son lo que tienen un motor del tipo EA 189.
 
Algunos modelos que incluyen este motor son, por ejemplo, el Golf, Jetta, Passat o Beetle de VW y el Audi A3.
 
Volkswagen, que en 2014 tuvo un beneficio de 11.000 millones de euros, cayó hoy al cierre de la negociación en la bolsa de Fráncfort un 19,8 %, hasta 106 euros.
 
El escándalo de Volkswagen arrastraba también en bolsa a otras compañías del sector automovilístico europeo. 

En Fráncfort, BMW perdió un 6 %, hasta 79,32 euros, y Daimler cedió un 7 %, hasta 66,25 euros.
 
En París, Renault bajó 7,1 %, hasta 66,55 euros, y Peugeot lo hizo un 8,8 %, hasta 13,86 euros. 

Sólo en los motores de Volkswagen del tipo EA 189 se produce una desviación notable entre los resultados de las pruebas y del uso real en carretera, aseguró la empresa alemana en un comunicado. 

El Bundestag (Cámara baja del Parlamento alemán) discutirá el jueves sobre el escándalo de manipulación de Volkswagen. 

La Justicia estadounidense ha abierto también una investigación por posible conducta criminal de la compañía Volkswagen, según algunos medios de comunicación.
 
La multa a la que se podría enfrentar Volkswagen en EEUU por haber manipulado los datos de emisiones contaminantes asciende a 18.000 millones de dólares (16.000 millones de euros), además del daño incalculable para su imagen, aunque algunos expertos prevén que la cantidad será menor si se llega a un acuerdo extrajudicial. 

La Agencia de Protección Medioambiental de EEUU (EPA) detectó una manipulación en las pruebas de certificación de vehículos diesel que Volkswagen comercializaba en EEUU. 

La manipulación se producía en los vehículos que realizaban el test mediante un software que trucaba el nivel de las emisiones contaminantes para superar las pruebas. 

Pero el modelo finalmente comercializado emite gases contaminantes hasta 40 veces superiores a lo permitido en EEUU. 

Volkswagen pretendía convertirse en el primer fabricante automovilístico del mundo, algo que logró hace un par de meses, y para ello era necesario ganar cuota de mercado en EEUU, donde la marca principal, VW, tenía problemas de ventas.
 
Los nuevos vehículos del grupo Volkswagen con motores diesel EU 6 disponibles en la Unión Europea cumplen los requerimientos y estándares medioambientales, según la compañía alemana. 

"El software en cuestión no afecta a la conducción, ni al consumo, ni a las emisiones. Esto da claridad a los clientes y concesionarios", añadió Volkswagen.

Volkswagen se enfrenta a una posible multa por fraude a la administración estadounidense de 37.500 dólares por vehículo, la reparación de los 465.000 vehículos vendidos bajo esas especificaciones desde 2009, posibles demandas de los consumidores y el coste para la compañía.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación