Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Violento desalojo de protesta contra el canal deja dos muertos

El hecho fue denuncia por un activista y el diputado opositor Eduardo Montealegre

Campesinos muestran las heridas que sufrieron en enfrentamiento con la policía, durante una protesta en contra de las obras de construcción del Canal Interoceánico. foto edh / reuters

Campesinos muestran las heridas que sufrieron en enfrentamiento con la policía, durante una protesta en contra de las obras de construcción del Canal Interoceánico. foto edh / reuters

Campesinos muestran las heridas que sufrieron en enfrentamiento con la policía, durante una protesta en contra de las obras de construcción del Canal Interoceánico. foto edh / reuters

NICARAGUA. Dos personas murieron cuando la policía reprimió a cientos de campesinos que protestaban contra la expropiación de sus tierras para la construcción de un canal interoceánico en Nicaragua, denunciaron un activista y un diputado opositor.

Unos cincuenta civiles resultaron heridos durante la violenta represión.

Henry Ruiz, miembro del Comité Nacional para la Defensa de la Tierra, el Lago y la Soberanía denunció que unas 87 personas fueron detenidas de forma violenta y encarceladas por oponerse al proyecto del canal.

Según el diario La Prensa, entre los campesinos hay incertidumbre sobre el paradero de varios compañeros que vieron caer durante el enfrentamiento contra la Policía, estos cayeron producto del impacto de las bombas lacrimógenas y balas.

Las muertes habrían ocurrido en la comunidad El Tule, en el departamento de Río San Juan, al suroeste de Managua.

Los campesinos presumen que uno de los caídos se trate de Fernando Benavides, conocido como Balinera, de la comarca El Dorado 2 y desconocen el estado de Maura y Emiliano Benavides, según dijeron a La Prensa.

El dirigente organizador de las protestas en la zona, Danilo Lorío, confirmó que vio los cuerpos de las víctimas tendidos en la carretera, aunque dijo que la policía les impidió acercarse a ellos.

La policía "nos atacó con bombas lacrimógenas, balas de salva, con todo", indicó Lorío.

Por su parte, el diputado Eduardo Montealegre, presidente del opositor Partido Liberal Independiente (derecha), aseguró que además de los dos muertos la represión dejó numerosos heridos.

"Mi pésame a la familia de los fallecidos y todos los heridos. Es lamentable" lo que pasó, expresó Montealegre a Radio Corporación.

La acción policial comenzó la noche del martes y se intensificó ayer en los departamentos de Rivas y Río San Juan en el Pacífico sur, y en el municipio de Nueva Guinea del Caribe sur, donde campesinos protestaban en varios tramos de la carretera.

Tenemos conocimiento que hay dos personas tendidas en el suelo", aseguró la presidenta del no gubernamental Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) Vilma Núñez a la radioemisora.

Núñez llamó al gobierno a "parar la represión", que, según el organismo, ha dejado 50 personas contusas y heridas y un número no determinado de detenidos.

Por su parte, el líder de la comunidad de San Miguelito de Río San Juan, Franklin Briceño, relató vía telefónica que las fuerzas antimotines sorprendieron a unos mil campesinos que protestaban en El Tule desde hace ocho días.

Hay una persecución" en la zona, la policía anda "detrás de la gente, hay cacería y arrestados", afirmó Briceño, quien acotó que en El Tule viven unos 800 campesinos que se rehusan a ser desalojados de sus terrenos debido a las obras del canal.

Los operativos se produjeron luego de que el lunes el dueño de la concesionaria china HKND, Wang Jing, inaugurara las obras del canal nicaragüense en medio de protestas campesinas.

Wang obtuvo en 2013 los derechos exclusivos para construir y operar un canal en Nicaragua, cuyas obras están estimadas en $50 mil millones, por un plazo de hasta 100 años. Las obras desplazarán a unos 30,000 campesinos que viven sobre la futura ruta canalera.

El Gobierno anunció el lunes que el proceso de expropiación comenzará en el primer trimestre de 2015, y aunque Wang dijo que se pagará un "precio justo" por la tierra, hasta ahora no se han presentado ni la lista de los expropiados ni el plan ni los fondos para la indemnización.

Por su parte, la comisionada nacional de la policía, Aminta Granera, informó que hubo 20 lesionados de los cuales 15 son policías y cinco campesinos.

La funcionaria indicó que tuvieron que usar la fuerza después de una semana tratando de negociar el fin del bloqueo a la carretera panamericana cerca de El Tule. Reconoció que sí utilizaron gases lacrimógenos y balas de goma. "Las tropas especiales hicieron un llamado a desalojar las vías, pero no se atendió, hemos actuado con paciencia y tolerancia", detalló.

La jefa policial negó que los enfrentamientos dejaran muertos.

Explicó que la policía actuó con violencia porque un grupo de 100 manifestantes quemaron la estación policial de El Tule y amenazaron "con quemar una cisterna con mil galones de combustible, poniendo en riesgo la vida de la población". —AGENCIAS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación