Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Vaticano

Video: Papa invita a un amigo a dar una vuelta por San Pedro

Francisco reconoció en la multitud al sacerdote argentino, Fabián Báez, y lo invitó a subirse al papamóvil

El papa Francisco abrazó a su amigo argentino, el padre Fabián Báez, tras reconocerlo en la multitud que asiste a la audiencia de los miércoles en el Vaticano. Foto/ Reuters

El papa Francisco abrazó a su amigo argentino, el padre Fabián Báez, tras reconocerlo en la multitud que asiste a la audiencia de los miércoles en el Vaticano....

El papa Francisco abrazó a su amigo argentino, el padre Fabián Báez, tras reconocerlo en la multitud que asiste a la audiencia de los miércoles en el Vaticano. Foto/ Reuters

En una nueva violación del protocolo pontificio, el papa Francisco invitó el miércoles a un amigo argentino a dar una vuelta con él por la Plaza de San Pedro en su panorámico automóvil blanco.

Fabián Báez, un sacerdote porteño, no tenía una entrada VIP para un lugar cercano al altar ni para un sitio donde el papa charlaría con algunos fieles en la audiencia general del miércoles. Pero apenas Francisco lo vio en la multitud de varios miles de personas, indicó a los gendarmes que ayudaran a Báez a saltar la barricada para acercarse.

El papa invitó al sacerdote a subir al vehículo y acompañarlo en la vuelta por la Plaza de San Pedro, durante la cual saludó a la gente y besó a varios bebés.

En declaraciones posteriores a los periodistas, Báez dijo sentirse impactado por la invitación de Francisco: "Me preguntaba, ¿qué estoy haciendo aquí? ¡Mamma mia!"

"El papa rio y dijo: '¡Ven, siéntate, siéntate!' Y siguió saludando a la gente y besando bebés. Me sentí muy conmovido".

Báez indicó que ambos se conocen desde la década de 1990. Jorge Mario Bergoglio era arzobispo de Buenos Aires antes de ser nombrado pontífice.

Francisco estaba de muy buen humor en la audiencia del miércoles, donde vio el espectáculo de una compañía circense y fue saludado por el equipo italiano de fútbol Sampdoria, que le entregó al papa una camiseta más de este deporte que tanto le gusta.

El pontífice le ha dado algo de espontaneidad a la seriedad propia de los eventos en el Vaticano. Vive en un hotel allí, en lugar del Palacio Apostólico. En su viaje a Brasil cambió el papamóvil blindado por un sencillo Fiat. Y cuando ha salido de la Santa Sede, lo hace con mínimos elementos de seguridad y sin una elegante caravana de vehículos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación