Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Venezuela viola los DD.HH. y restringe la libertad de expresión

El informe de Derechos Humanos de EE. UU. denuncia concentración de poder en el gobierno

El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, durante la presentación del informe anual sobre Derechos Humanos. Foto edh /efe

El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, durante la presentación del informe anual sobre Derechos Humanos. Foto edh /efe

El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, durante la presentación del informe anual sobre Derechos Humanos. Foto edh /efe

WASHINGTON. Estados Unidos, en su informe anual sobre Derechos Humanos 2013 del Departamento de Estado, acusa al gobierno venezolano de "violar los derechos humanos y que continuó tomando acciones para impedir la libertad de expresión y restringir la libertad de prensa".

Washington pone a Venezuela entre regímenes autoritarios en el mundo, principalmente en Siria, pero también China, Turquía y Cuba, que recurren a las fuerzas de seguridad para reprimir manifestaciones prodemocracia.

En Venezuela, "en los últimos años, el poder político se ha concentrado en un solo partido" el Poder Ejecutivo mantiene un "control significativo" sobre los otros poderes del Estado, en especial el judicial, "para intimidar y perseguir de manera selectiva a líderes de la sociedad civil, sindicales y empresariales que son críticos con el Gobierno", dice el informe.

Además, pone en duda la victoria electoral del gobernante Nicolás Maduro el pasado mes de abril tras la muerte de Hugo Chávez, destacando las denuncias de uso de recursos públicos y manipulación de votantes.

Afirma que el Gobierno acosó e intimidó a los canales privados de televisión, a otros medios de comunicación y a periodistas, mediante amenazas, multas, confiscaciones de la propiedad, regulaciones individualizadas.

Además, fueron reportados por organizaciones no gubernamentales (ONG) y por los medios de comunicación: ejecuciones extrajudiciales, entre ellas, ejecuciones sumarias perpetradas por efectivos policiales actuando al margen de la ley ; la tortura y otros tratamientos crueles, inhumanos o degradantes; centros de detención juvenil inadecuados; arrestos y detenciones arbitrarias; corrupción e impunidad en las fuerzas policiales; presos políticos; interferencia con el derecho a la privacidad; corrupción en todos los niveles del gobierno; amenazas contra varias ONG nacionales; violencia contra las mujeres; antisemitismo en los medios oficiales; trata de personas; y restricciones al derecho de asociación de los trabajadores.

Resaltó el informe que condiciones amenazantes para la vida en las prisiones y la falta del derecho al debido proceso han contribuido a la propagación de violencia, motines, heridos y muertes en las cárceles.

Asimismo anotó otras violaciones a los derechos humanos que incluyen la impunidad con que actúan las fuerzas policiales y los grupos progobierno armados que actúan sin control.

Indicó que el gobierno izquierdista venezolano en algunas ocasiones tomó medidas para castigar a funcionarios de bajo nivel que cometieron abusos, sin embargo anotó que se realizaron pocas investigaciones y encausamientos a funcionarios de alto nivel por presuntas acusaciones de corrupción y abusos.

El informe, enviado ayer al Congreso de los Estados Unidos, sirve como guía para que los legisladores estadounidenses decidan sobre la ayuda exterior que conceden a cada país.

—AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación