Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

EE. UU. y Venezuela en pleito por expulsiones

La tensa relación bilateral aleja un camino de reconciliación

La encargada de negocios de EE. UU. en Venezuela, Kelly Keirderling, desmintió el martes las acusaciones de Maduro. Con las expulsiones mutuas la relación bilateral queda fría. foto edh/EFE

La encargada de negocios de EE. UU. en Venezuela, Kelly Keirderling, desmintió el martes las acusaciones de Maduro. Con las expulsiones mutuas la relación bilateral queda fría. foto...

La encargada de negocios de EE. UU. en Venezuela, Kelly Keirderling, desmintió el martes las acusaciones de Maduro. Con las expulsiones mutuas la relación bilateral queda fría. foto edh/EFE

ESTADOS UNIDOS. Las relaciones entre Estados Unidos y Venezuela se vuelven a tensar. Esta vez el detonante ha sido la expulsión mutua de diplomáticos en ambos países.

EE. UU. acusó ayer al Gobierno del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, de intentar "distraer sus problemas internos" al declarar personas "non grata" a tres funcionarios estadounidenses y confirmó la expulsión de tres diplomáticos venezolanos, en una medida recíproca.

"Esta acción por parte del Gobierno venezolano es claramente un intento de distraer la atención de sus problemas internos y no es una forma seria para un país de llevar a cabo su política exterior", dijo el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney.

Por su parte, la portavoz del Departamento de Estado, Marie Harf, confirmó la expulsión de EE. UU. de tres funcionarios venezolanos, incluido el encargado de negocios de la Embajada de Venezuela en Washington, en respuesta a la decisión de Maduro de declarar personas "non grata" a tres diplomáticos de EE. UU.

"Puedo confirmar que, en respuesta a la decisión del Gobierno venezolano de declarar a tres funcionarios de nuestra Embajada en Caracas personas 'non grata', incluyendo a nuestro diplomático de más alto rango", Estados Unidos ha actuado de la misma manera de acuerdo con la Convención de Viena", enfatizó Harf.

Ante la respuesta, Maduro replicó con un tono de amenaza que si se ponen "cómicos" echará a todos los funcionarios de la legación.

Harf insistió en que el Gobierno estadounidense ha manifestado en diversas ocasiones su intención de mantener "una relación funcional y constructiva con Venezuela" y ayer afirmó que "todavía" siguen comprometidos a seguir trabajando en ello.

Sin embargo, los recientes acontecimientos alejan cada vez más esa posibilidad.

Los funcionarios venezolanos expulsados son Calixto Ortega, el encargado de negocios en Washington; la segunda secretaria de la embajada en la capital, Mónica Alejandra Sánchez Morales; y la cónsul en Houston, Marisol Gutiérrez de Almeida.

Y los estadounidenses son la encargada de negocios, Kelly Keirderling; Elizabeth Hoffman, de la sección política, y la del vicecónsul Dave Moo. La expulsión fue por reunirse con "la extrema derecha venezolana". —AGENCIAS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación