Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Venezuela pedirá visa a los de EE. UU.

Chavismo restringirá entrada al país a funcionarios y exfuncionarios estadounidenses; además quiere controlar las reuniones que realicen en Venezuela

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro ayer durante discurso en un evento en Caracas (Venezuela). foto edh / efe

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro ayer durante discurso en un evento en Caracas (Venezuela). foto edh / efe

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro ayer durante discurso en un evento en Caracas (Venezuela). foto edh / efe

CARACAS. El presidente venezolano, Nicolás Maduro, ordenó ayer varias medidas contra funcionarios de Estados Unidos, a cuyo Gobierno acusa de conspirar en su contra.

Una de las medidas es que de inmediato se le solicite visado a cualquier estadounidense que desee entrar en Venezuela y que se cobre por ello la misma cantidad de dinero que Estados Unidos fija para tal fin.

Además, pidió a EE. UU. reducir de inmediato el alrededor del centenar de funcionarios diplomáticos de su embajada en Caracas a niveles similares a la veintena que mantiene su Gobierno en Washington.

También, y siempre, según destacó, como lo autoriza la Convención de Viena que regula las relaciones diplomáticas internacionales, ordenó que se le notifique a los diplomáticos estadounidenses que cualquier reunión que deseen celebrar en el país debe ser "notificada y autorizada expresamente por el Gobierno de Venezuela".

"Se acabaron las reuniones conspirativas de estos funcionarios", manifestó en un discurso pronunciado en un mitin popular de apoyo a su gestión, transmitido en cadena obligatoria de radio y televisión.

"En primer lugar le he ordenado a la canciller, Delcy Rodríguez, que proceda de inmediato, de acuerdo con la Convención de Viena (...) a revisar, reducir, adecuar y limitar el número de funcionarios (...); ellos tienen 100 funcionarios y nosotros 17 allá. No; términos de igualdad entre los estados" desde ahora, dijo.

Asimismo y "en reciprocidad", remarcó, a una ley aprobada recientemente en Estados Unidos contra funcionarios venezolanos no identificados –a los que Washington acusa de violar derechos humanos–, se les prohibirá entrar en el país suramericano a un puñado de funcionarios y exfuncionarios de EE. UU.

Además del expresidente George W. Bush, la orden de Maduro afecta a exjefes de la CIA y a congresistas a quienes identificó de " ultraderecha" y tildó de "terroristas", entre ellos Bob Menéndez, Marco Rubio, Ileana Ros-Lehtinen y Mario Díaz-Balart. "¡No podrán entrar en Venezuela por terroristas. Fuera de Venezuela, terroristas!", exclamó.

Washington ha calificado como risibles tales acusaciones y considera "deplorable" que el gobernante venezolano acuse reiteradamente de conspiración a Estados Unidos para desviar la atención de los problemas que lo aquejan.

El Departamento de Estado ha suspendido hasta ahora las visas a 56 funcionarios de Venezuela y sus parientes directos, pero aún no ha aplicado la confiscación de bienes. Dicha medida fue tomada el año pasado por el presidente Barack Obama, quien ordenó suspender visas y congelar bienes en Estados Unidos a funcionarios venezolanos acusados de violar derechos humanos durante las protestas callejeras que dejaron 43 muertes en 2014.

"Yo lamento mucho, presidente (Obama) que usted se haya dejado llevar por un callejón sin salida... de manera arrogante se haya negado a hablar conmigo para resolver los asuntos entre Venezuela y Estados Unidos... Rectifique a tiempo porque el camino que ha tomado solamente lo va a marcar... y lo va a dejar machado como quedó George W. Bush con Venezuela", sentenció Maduro.

Luego añadió más adelante que llamaba a "una rebelión mundial contra el imperialismo estadounidense".

Maduro revela "captura" de estadounidenses

Además, Maduro reveló ayer que "en los últimos días" fueron "capturados algunos estadounidenses en actividades enmascaradas, encubiertas, espionaje, tratando de captar gente" precisamente para ejecutar supuestos nuevos planes golpistas y conspirativos.

Entre ellos nombró a un piloto de aviación "de origen latino" al que se le sorprendió, dijo, "documentación de todo tipo" y quien "está declarando" tras ser sorprendido cerca de la frontera con Colombia.

El presidente chavista precisó que en el estado occidental de Táchira las fuerzas de seguridad capturaron a un aviador estadounidense de origen latino que "está declarando".

Medios venezolanos citaron que Abdy Pereira, jefe de una organización evangélica de Venezuela, afirmó que cuatro misioneros estadounidenses fueron expulsados a Aruba después de haber sido interrogados durante varios días sobre su presunta participación en actividades de espionaje.

Sin embargo, añaden que el pastor negó las acusaciones y precisó que los religiosos participaban en una campaña de asistencia médica en la ciudad costera de Ocumare de la Costa, en el estado central de Aragua, como lo hicieron en años previos. —AGENCIAS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación