Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Venezuela es el país con la inflación más alta del mundo, dicen expertos

Supera a países devastados por guerras, como Siria, Ucrania y Sudán del Sur, según el Banco Mundial y otros organismos internacionales

Venezuela

Vista de unos estantes parcialmente vacíos en un centro de abasto, en la ciudad de Caracas (Venezuela). | Foto por Archivo

CARACAS. La crisis económica no cede en Venezuela. Recesión, escasez de productos básicos, desabastecimiento, caída abrumadora de los precios del petróleo. E inflación. La más alta del mundo: el 141,.5% anual admitido por el régimen de Nicolás Maduro pone las cifras del país por encima de economías devastadas por guerras, como los casos de Siria, Ucrania y Sudán del Sur.

Así se desprende de los índices elaborados por el Banco Mundial, la Organización de Cooperación Económica y Desarrollo, Trading Economics y otras firmas internacionales, según consignó el diario El Nacional, que además sostiene que fuentes extraoficiales del Banco Central venezolano revelaron una inflación de 270.7% al cierre del año 2015.

Estos guarismos exhiben una cifra nunca antes vista en la historia del país caribeño y ponen de manifiesto la precaria situación de los salarios de los trabajadores. En rigor, el 141.5% admitido fue el aumento del índice entre septiembre de 2014 y de 2015, mientras que la inflación acumulada en los primeros nueve meses del año pasado fue de 108.7%.

Según los expertos, la inflación en Venezuela tiene su origen en la expansión monetaria excesiva debido a la impresión de dinero inorgánico. 

Así lo explicó el analista financiero Miquel Octavio. “Hasta ahora el vicepresidente del área económica, Luis Salas, es el único que ha hablado de forma extensa. Ha dicho que está de acuerdo con la monetización del déficit y no cree que la ley de la oferta y la demanda esté relacionada con la inflación”, criticó.

El diputado opositor Julio Borges detalló asimismo que la inflación de alimentos durante la gestión de Maduro es del 1.000%. 

“Luego de un silencio inexplicable por parte del Banco Central desde diciembre de 2014 en relación con las cifras económicas oficiales, ahora se confirman lo que hemos venido sosteniendo de estar ante la peor gestión económica de nuestra historia reciente, rompiendo con todos los nefastos récords que habíamos sufrido alguna vez en cuanto a inflación y escasez”, aseveró.

Luego de Venezuela, Sudán del Sur es el país con el mayor incremento de precios, con una inflación del 109% en 2015. Pero la nación de África Oriental tiene varios motivos que aducir: desde 2011 hay una cruenta guerra civil. Un millón de personas vive en estado de emergencia, casi en la hambruna, y un 40% de su población -unos 4.6 millones de personas- sufren la escasez de alimentos. 

“El agotamiento de las reservas de subsistencias y la inflación de los precios de los alimentos han tenido un impacto durante el período de escasez, antes de las primeras cosechas”, señalaba la ONG Acción contra el Hambre.

El tercer país con mayor inflación del mundo es Ucrania, cuyo índice de precios alcanzó el 43,3% al cierre de 2015, según el Ministerio de Economía. 

Este país también tiene sus motivos: las pésimas relaciones con su vecina Rusia y el conflicto que esto acarreó en los últimos tiempos provocó la destrucción de infraestructuras industriales y de transportes en las zonas de conflicto. Kiev también se ve afectado por “desequilibrios estructurales, que han derivado en la devaluación de la moneda nacional y la inflación”, dice el informe del Ejecutivo sobre la economía.

La historia del cuarto país con más inflación del mundo es harto conocida es cubierta por los principales medios internacionales. Se trata de Siria, que cerró el 2015 con un aumento del 39.7% en sus precios.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación