Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

En Venezuela hay más amputaciones por escasez de medicinas

Un informe de más de 10 páginas revela que tampoco hay implantes para niños sordos

En las farmacias, los vendedores aseguran que faltan todos los medicamentos con precios regulados. foto edh / internet

En las farmacias, los vendedores aseguran que faltan todos los medicamentos con precios regulados. foto edh / internet

En las farmacias, los vendedores aseguran que faltan todos los medicamentos con precios regulados. foto edh / internet

VENEZUELA. La crisis venezolana ha creado situaciones dramáticas. Según un informe revelado por la Asociación Venezolana de Distribuidores de Equipos Médicos, Odontológicos de Laboratorios y Afines (Avadem), en los últimos meses se ha registrado un importante aumento de personas con piernas amputadas en Venezuela.

El principal motivo de esto es la crítica escasez de stents periféricos, material indispensable para salvar miembros inferiores.

Este estudio fue presentado el pasado 14 de mayo por la Asociación a los diputados Ricardo Sanguino y Henry Ventura, de la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional, según consigna diario El Nacional.

"Los médicos podemos evitar –con la ayuda de fármacos– recurrir a este procedimiento, pero si no contamos con los recursos necesarios al cabo de más o menos un mes, inevitablemente hay que amputar", explicó Cristino García, director ejecutivo de la Asociación Venezolana de Clínicas y Hospitales.

"Más de 500 angioplastias coronarias (ensanchamiento y despeje de las arterias del corazón) se han dejado de realizar en los últimos meses, públicas y privadas, por la falta de stents coronarios (...) Las consecuencias de no tratamiento es la falla cardíaca congestivo –ataque cardíaco– y eventualmente la muerte", detalla el informe.

La escasez de stents carotideos impide resolver la falta de irrigación al cerebro, causa principal de los accidentes cerebro-vasculares. De acuerdo con datos de la Avedem, en Venezuela se efectúan alrededor de 20 procedimientos de este tipo al mes, pero en los últimos cinco solo se han podido llevar a cabo cinco mensuales.

Además, el informe revela que en el país no se están realizando implantes cocleares (dispositivo electrónico que ayuda a las personas a escuchar ), porque no los hay.

Los principales afectados son los niños que nacen sordos: si se les hace este procedimiento entre los 3 años y 5 años pueden comenzar a oír. "Si se hace a más edad, se corre el riesgo de que no se obtenga ese resultado", dijo García.

Más de 10 páginas utilizó la Asociación para confeccionar la larga lista de productos que escasean hoy en día para salud. Resucitadores, reactivos para diagnósticos de sífilis, hepatitis y HIV, kits para citologías guantes y cinchas para el tratamiento de incontinencia urinaria femenina, son algunos de los tantos elementos cuya escasez eleva a diario el peligro de vida de los pacientes venezolanos.

El deterioro también se observa en insumos básicos como cepillos (para lavado de manos) y batas, indispensables para cualquier intervención quirúrgica.

De todas formas, de los 239 insumos, fármacos y equipos médicos que hasta el momento se encuentran en las clínicas venezolanas, 200 presentan fallas y el resto se encuentra en situación crítica, según Avadem. Esto responde a la interrupción de las importaciones, por la escasez de divisas.

El director ejecutivo de la Asociación denunció que en 2013 el gobierno de Nicolás Maduro no autorizó la liquidación de divisas al sector, por lo que no se pudo comprar equipos e insumos médicos necesarios.

García reveló que, a pesar de que en los últimos días algunos empresarios han recibido liquidaciones, eso todavía no se acerca ni al 10 % de los 1.3 mil millones de dólares que adeuda el chavismo con el sector.

Desde el sector también denuncian una falta de transparencia en los registros revelados por el propio Ministerio de Salud venezolano. El 14 de mayo, esta cartera envió la siguiente solicitud: "... queda terminantemente prohibido solicitarte a los pacientes y/o familiares, medicamentos y/o material médico quirúrgico para cubrir los tratamientos correspondientes; aunque no haya existencia de los insumos necesarios en el hospital, ni divulgar públicamente las carencias o debilidades".

"Eso es el colmo. Prefieren que los pacientes se mueran antes de dar a conocer las fallas", fustigó una fuente del sector, que prefirió no ser identificada.

"Hay varios cupos de cuidados intensivos paralizados por la falta de suministro de equipos nuevos, pero lo más importante es la base instalada que está paralizada por la falta de descartables para la ventilación y terapia respiratoria de neonatos, niños y adultos", agrega el informe de la Avadem.

Esto genera una profunda limitación para diagnosticar y tratar múltiples patologías debido a la imposibilidad de conseguir las piezas que se necesitan cambiar de cualquiera de los equipos por utilizarse. En este caso están las enfermedades digestivas, pulmonares, neurológicas, epilepsia, demencia, Parkinson, aneurisma, accidentes cerebro-vasculares; infecciones renales, incontinencia urinaria, detección de tumores, valoración de tiroides y la realización de estudios óseos, entre otras evaluaciones.

De esta manera, la falta de insumos y equipos médicos ya se ubica justo detrás de las denuncias relacionadas a las aerolíneas, de acuerdo con datos de la Alianza Nacional de Usuarios y Consumidores.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación