Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

En Venezuela, o hay escacez o pagan muy caro por lo que sí hay

Ese país tiene actualmente la inflación más alta del mundo, según cifras oficiales citadas por el diario El País

Miles de venezolanos salieron el miércoles a las calles de Caracas para expresar su descontento por la crisis económica que viven, la delincuencia y otros problemas. foto edh / archivo

Miles de venezolanos salieron el miércoles a las calles de Caracas para expresar su descontento por la crisis económica que viven, la delincuencia y otros problemas. foto edh...

Miles de venezolanos salieron el miércoles a las calles de Caracas para expresar su descontento por la crisis económica que viven, la delincuencia y otros problemas. foto edh / archivo

VENEZUELA. Los venezolanos están entre la espada y la pared: o no encuentran los productos básicos que necesitan o pagan demasiado por los que si encuentran, debido a la alta inflación del país, cuyo índice es el más elevado del mundo.

Eso es lo que reflejan las cifras oficiales del Banco Central de Venezuela (BCV) que el martes desveló el índice de escasez de productos en el primer mes de 2014.

La menor oferta de todos los bienes en el mercado nacional fue de 28 %, la cifra más alta desde que el organismo entrega ese indicador, es decir 5.8 % más que en diciembre pasado.

"En los alimentos fundamentales, el resultado fue 26.2 %, lo cual representa un mejor abastecimiento de estos rubros respecto al mes de diciembre (28.3 %). En el nivel de escasez de enero resultó determinante la menor disponibilidad de vehículos, motocicletas y otros que no se asocian a las necesidades esenciales de la población venezolana", indica el reporte oficialista.

En el caso de los alimentos significa que en 26 de cada 100 establecimientos visitados no hay alimentos básicos. La inflación entre tanto registró una variación intermensual de 3.3 %, la más alta del mundo, reporta el diario español El País, que agrega que en el último año los venezolanos vieron un incremento del 56.3 % de los precios.

El gobierno asegura que el salto del Índice Nacional de Precios al Consumidor, como se le conoce técnicamente, obedece a una "guerra económica" iniciada por "la burguesía parasitaria", reseña el medio.

Asimismo, indica que a pesar de eso el BCV advierte que la gran mayoría de los rubros -9 de 13- están por debajo del indicador mensual.

De acuerdo a los datos oficiales que publica el periódico, la inflación ha ido en ascenso en los últimos cuatro meses.

"Las tasas interanuales correspondientes a los últimos 4 meses (54.3 %, 52.8 %, 56.2 % y 56.3 %) determinan la ruptura de la tendencia creciente que caracterizó el comportamiento del año anterior hasta el mes de octubre", consigna.

Poca oferta de productos

El País también expone que la poca oferta de bienes en Venezuela obedece a la contracción de la oferta, sumado a que las autoridades han suspendido la subasta de divisas convocada a finales de enero, lo cual implica que no pueden importar productos.

"Venezuela, que importa casi todo lo que consume, está viviendo con los pocos inventarios que le quedan al sector privado y con las importaciones públicas", dice el diario español.

Y a eso se suma, según reporta, que "el empresariado se niega a traer mercancía porque teme el impacto de la aplicación de la Ley Orgánica de Precios Justos –que establece márgenes de ganancia de 30 %- en su estructura de costos y el amplio margen de discreción del gobierno al aplicarla".

Sin embargo, el periódico destaca que esa situación no parece preocuparle al BCV.

"La población continúa recibiendo, con igual o superior intensidad, los beneficios que brinda el Estado en todo el país, a través del sistema de comercialización público, en las que se pueden adquirir los alimentos de la cesta básica a precios solidarios", explicó la institución en la nota de prensa que consigna El País.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación