Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Venezuela encabezó lista de espionaje de los EE.UU.

Washington. Venezuela integraba en 2007 una lista de seis objetivos prioritarios para el espionaje de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) estadounidense, preocupada por la amenaza que la influencia del Gobierno de Hugo Chávez podía suponer para los intereses de Estados Unidos en Latinoamérica, según documentos que publicó el diario The New York Times.

La Venezuela de Chávez formó parte, junto a China, Corea del Norte, Irán, Iraq y Rusia, de la lista de "objetivos a largo plazo" para los agentes de NSA en 2007, de acuerdo con un memorando oficial recopilado por Edward Snowden y cedido al diario neoyorquino por el británico The Guardian.

La agencia vigiló los correos electrónicos oficiales y personales de los diez funcionarios de más alto rango en el Ministerio de Planificación y Finanzas de Venezuela, de acuerdo con el diario.

La misión de la NSA en el país sudamericano era "ayudar a los encargados políticos (estadounidenses) a prevenir que Venezuela obtenga sus objetivos de liderazgo regional y persiga políticas que impacten negativamente los intereses globales de Estados Unidos", según el memorando oficial de 2007.

El Gobierno de George W. Bush se veía entonces "en una competición por el liderazgo en Latinoamérica con el izquierdista Hugo Chávez", indica The New York Times.

La agencia se mostraba especialmente preocupada por la posibilidad de que se perturbe el suministro de petróleo de Venezuela, el tercer proveedor mundial de crudo a Estados Unidos, por lo que hacía hincapié en vigilar "la estabilidad del régimen, particularmente en el sector energético".

Además, la NSA ordenaba estudiar "la amplitud y profundidad de las relaciones de Venezuela con países de preocupación estratégica para Estados Unidos, particularmente Irán, Cuba, China y Rusia".

—AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación