Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Venezuela alberga a unos 40 etarras, según el diario español El Mundo

De estos, 21 aún tienen causas pendientes u órdenes de captura. Francia entregó ayer a un etarra que casi recibió la nacionalidad venezolana

José Ignacio de Juana Chaos, centro, llega a una corte de Belfast, Irlanda, desde donde fue extraditado en 2008. Foto EDH / Archivo

José Ignacio de Juana Chaos, centro, llega a una corte de Belfast, Irlanda, desde donde fue extraditado en 2008. Foto EDH / Archivo

José Ignacio de Juana Chaos, centro, llega a una corte de Belfast, Irlanda, desde donde fue extraditado en 2008. Foto EDH / Archivo

MADRID. De acuerdo con un artículo publicado ayer en el diario español El Mundo, en Venezuela viven unos 40 miembros de la banda terrorista vasca ETA, de los cuales 21 tienen causas penales pendientes y otros 11 han pasado por el consulado español en los dos últimos años para regularizar su situación.

Entre los 21 terroristas radicados en ese país, se encuentra José Ignacio de Juana Chaos, cuya presencia fue también denunciada por el mencionado periódico. El hombre huyó primero a Irlanda y después se escapó a Venezuela, donde fue localizado en un poblado turístico del estado de Falcón, donde regentea una licorería a escasos metros de una playa.

Sobre Juana Chaos, el ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, declaró que su departamento planteará a Venezuela la petición de extradición del etarra cuando el juez que se ocupa del caso lo solicite.

También se encuentra Arturo Cubillas, el mayor referente allí, quien llegó a ocupar un cargo institucional durante el régimen de Hugo Chávez. Cubillas, además, está acusado de entrenar a combatientes de las FARC, la mayor guerrilla de Colombia. A esa conclusión se llegó luego de que apareciera su nombre en el ordenador del cabecilla de las FARC Raúl Reyes.

Otros de los etarras son Eugenio Barrutiabengoa, Martín San Sebastián Aguirre, José Ángel Uriz, Odón Ulibarrena, Miguel Ángel Aldana Barrena Askatu y Luis Elisardo Roncero. De acuerdo al periódico, algunos de los etarras están allí desde que el expresidente Felipe González solicitara ayuda a Venezuela y a otros países para que mantuvieran en su territorio a los etarras que Francia no quería entregar a España.

Esta no es la primera vez que Venezuela está vinculada con ETA. En 2002, por ejemplo, el Tribunal Supremo venezolano ordenó la localización de seis etarras, entre los que estaban Barrutiabengoa Zabarte o Aldana Barrena, cuya extradición había sido solicitada por España.

El sucesor de González, José María Aznar, pidió a Hugo Chávez que no permitiera que Venezuela se convirtiera en "refugio de etarras", y éste último prometió que si le presentaban pruebas "yo meto a los etarras en un avión al minuto siguiente". Por supuesto nada de eso sucedió.

Fuentes de las Fuerzas de Seguridad apuntan que hay unos 200 miembros de ETA fuera de Francia, de los cuales el 20%, unos 40, tienen causas pendientes. La mayor parte de ese número global está en Venezuela y en México (entre 45 y 50), y también quedan algunos en otros lugares en los que hubo acuerdo previo entre los dos gobiernos, como Cuba, Cabo Verde, Santo Tomé o Uruguay.

En Cuba llegó a haber 16 etarras, que en principio podían salir de la isla sin problemas pero luego el régimen castrista fue reduciendo su libertad de movimiento. Los terroristas Elena Bárcena, la "Tigresa" y Javier Pérez Lekue llegaron a llamar "carceleros" a los hermanos Castro. Se estima que La Habana priorizó mantener buenas relaciones con España en ese entonces.

En estos momentos, en la isla hay 8 miembros de la banda terrorista. La presencia de dos de ellos no es reconocida por el régimen cubano.

Extraditan a terrorista

Mientras, ayer, Francia entregó a autoridades españolas al etarra José Lorenzo Ayestarán Legorburu, alias Fanecas.

Lo acusan de terrorismo, asesinato, tenencia ilícita de explosivos y armas, robo con violencia y colaboración con organización terrorista.

Se trata de un veterano terrorista que estuvo refugiado en Venezuela, donde estuvo a punto de recibir la nacionalidad en 2006, aunque las presiones del gobierno español obligaron a ese país a dar marcha atrás.

Según el diario ABC, Legorburu vivió durante años en Cumaná, región del Estado de Sucre y en varias ocasiones se solicitó su extradición pero no hubo respuesta. —AGENCIAS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación