Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

El Vaticano y el papa también fueron espiados

Semanario italiano revela que NSA espió llamadas previo al cónclave

El papa Francisco saluda a los feligreses a su llegada a la audiencia general celebrada ayer en la plaza de San Pedro. foto edh /EFE

El papa Francisco saluda a los feligreses a su llegada a la audiencia general celebrada ayer en la plaza de San Pedro. foto edh /EFE

El papa Francisco saluda a los feligreses a su llegada a la audiencia general celebrada ayer en la plaza de San Pedro. foto edh /EFE

ROMA, ITALIA. La Agencia Nacional de Seguridad de EE. UU. (NSA) espió las conversaciones telefónicas en Ciudad del Vaticano y también las que se produjeron en la residencia donde se alojó el cardenal argentino Jorge Bergoglio, antes del cónclave que le eligió papa, según el próximo número del semanario italiano "Panorama".

Según el semanario que cita documentos que manejaría el extécnico informático de la CIA Edward Snowden, entre las 46 millones de conversaciones telefónicas que se dice que la NSA interceptó en Italia, muchas de ellas se localizaban en Ciudad del Vaticano.

"Panorama", que ha adelantado una parte de la información que publicará en su número que sale a la venta hoy, habla de un periodo desde el 10 de diciembre de 2012 hasta el 8 de enero de 2013, pero "que se sospecha" que el espionaje continuó tras conocerse el anuncio de la renuncia al pontificado del papa Benedicto XVI, que se hizo efectiva el 28 de febrero.

El semanario de información general añade que el espionaje duró durante todo el cónclave para elegir al nuevo papa.

Entre las conversaciones escuchadas estaban -agrega la revista- las que se producían en la Domus Internationalis Paolo VI de Roma, la residencia donde se alojó el entonces arzobispo de Buenos Aires, Bergoglio, antes de que comenzase el cónclave que le eligió papa el 13 de marzo de 2013.

La publicación recuerda que el nombre del ahora papa Francisco ya había surgido en los documentos filtrados por el portal WikiLeaks de Julian Assange.

WikiLeaks desvelaba despachos de los servicios secretos estadounidenses en los que se hablaba de Bergoglio como uno de los papables en el cónclave de 2005, así como otros documentos fechados en 2007 que relataban su "mala relación" en Argentina con el presidente Nestor Kirchner.

Además, entre los espiados se encontraría el presidente del Instituto para las Obras de Religión (IOR), conocido como el Banco del Vaticano, el alemán Ernst von Freyberg, que fue nombrado en febrero de 2013 por Benedicto XVI tras los escándalos que salpicaron a su predecesor.

"Panorama" explica que las llamadas captadas en el Vaticano se archivaban bajo cuatro clasificaciones: "Leadership intentions" (Intenciones de liderazgo), "Threats to financial system" (Amenazas al sistema financiero), "Foreign Policy Objectives" (Objetivos de política exterior) y "Human Rights" (Derechos Humanos).

Preguntado sobre esta información, el portavoz de la oficina de prensa del Vaticano, Federico Lombardi, afirmó que no tiene información sobre este asunto y añadió que no les preocupa la revelación.

"No nos consta nada sobre este tema y no tenemos alguna preocupación al respecto", replicó Lombardi.

Sin embargo, más allá de los muros vaticanos, la noticia de las interceptaciones generó preocupación en algunos ambientes que tienen contactos con la Santa Sede y que quisieran estar seguros que sus conversaciones telefónicas no han sido violadas, publicó la agencia italiana Ansa.

El medio reseña que el hecho que las potencias extranjeras quieran escuchar hasta el último de los susurros en el Vaticano no es una sorpresa, ya que en los años de la guerra fría la Santa Sede fue probablemente el estado más espiado en el mundo, sobre todo por parte de los países del Este europeo.

Por su parte, la NSA ha negado que el Vaticano estuviera entre sus objetivos.

"Las afirmaciones de que la NSA ha espiado al Vaticano publicadas en la revista italiana 'Panorama', no son ciertas", dijo el portavoz de la agencia Vanee Vines en un comunicado.—AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación